Trakai, la antigua capital de Lituania en la Edad Media, es junto a la ciudad de Kaunas una de las visitas imprescindibles del país lituano. Acercarse hasta Trakai es obligado no solo por su famoso castillo en sí, que representa su principal atractivo, si no por su maravilloso entorno natural rodeado de lagos. Además, su proximidad con Vilnius, que apenas les separan unos 30 kilómetros, hacen que indiscutiblemente sea uno de los lugares más visitados de todo el país. Y si hablamos de que es el único Parque Nacional Histórico de toda Europa, el lugar se convierte todavía más especial.

Cómo ir de Vilnius a Trakai

Se puede llegar en autobús y en tren. Los precios son más o menos similares, aunque la ventaja de ir en bus es que la frecuencia es mucho mayor durante el día, ya que sale uno cada 15 minutos aproximadamente, mientras que los trenes diarios hasta Trakai no son tan continuos.

Nosotros fuimos en autobús y el billete nos costó 12 Litas ida y vuelta por persona (unos 3,75€) y la duración del trayecto no llega a 45 minutos.

Una vez en la estación de autobuses de Trakai, se tarda unos 15-20 minutos andando hasta llegar a la zona del castillo. Es un paseo de casi 2 kilómetros en los que se puede disfrutar de sus calles y de sus coloridas casas de madera que parecen sacadas de un cuento.

trakai lituania

Ésta pequeña ciudad que no llega a los 7000 habitantes, solo tiene 2 calles principales y encontrarás mapas señalizando la zona, así que no hay pérdida.

En la región de Trakai es donde encontramos el mayor número de lagos de toda Lituania, con un total de 200. Una de las curiosidades de esta ciudad es que fue construida por personas de diferentes nacionalidades y culturas. Aquí convivían comunidades de caraítas, tártaros, lituanos, polacos, rusos y judíos.

También resulta algo peculiar que todas las casas de colores que hay en el barrio caraíta, tienen tres ventanas que dan a la calle y esto tiene una explicación. Según dice su tradición, una corresponde a Dios, otra a la familia de la casa y una tercera al Gran Duque Vytautas.​

Casas de colores de Trakai, Lituania
Casas de colores de Trakai, Lituania

El Castillo de Trakai

El castillo de la isla es sin lugar a dudas el icono por excelencia de Trakai y un símbolo en Lituania. Construido sobre una de las islas del lago Galve, por el Gran Duque Kestutis a finales del siglo XIV, con la función principal de fortaleza defensiva, y acabado por su hijo el Gran Duque Vytautas a principios del siglo XV, fue uno de los mayores castillos defensivos en Lituania y el único en el Este de Europa que se levantó sobre una isla.

Finalizada la batalla de Zalgiris en el año 1410, el castillo perdió su carácter defensivo y el Gran Duque Vytautas estableció aquí su residencia. Al mismo tiempo que Trakai iba perdiendo relevancia, Vilnius iba siendo cada vez más importante.

Cuando murió en 1430, el castillo empezó una época de decadencia en la que sufrió fuertes ataques que lo acabaron de destruir. Gracias a las obras de reconstrucción y conservación que se hicieron después de la Segunda Guerra Mundial, el castillo recuperó su aspecto original del siglo XV. Hoy, convertido en una de las principales atracciones del país, el castillo alberga desde 1962 un Museo de Historia. Además en verano se organizan diversas exposiciones y festivales.

El contraste del agua con el color rojizo del castillo y además de su ubicación en medio de una isla, no hace otra cosa que resaltar todavía más la silueta del castillo, al que solo se puede acceder a través de una pasarela de madera.

Castillo de Trakai, Lituania
Castillo de Trakai, Lituania

El interior del castillo no es tan sorprendente como lo es por fuera, pero si entras podrás ver un patio de armas (que también se ve desde fuera), y diversas estancias así como objetos de valor. El precio de la entrada al castillo era de 5€ entrada normal adultos y 2,5€ para estudiantes.

Castillo de Trakai, Lituania
Interior del Castillo de Trakai, Lituania

Alrededor del lago hay muchos puntos donde es posible alquilar pequeñas barcas, barcas a pedales, veleros, yates, etc, y poder dar una vuelta por el precioso lago Galve e incluso rodear el castillo. Por eso también recomendamos que se visite en épocas de buen tiempo para poder disfrutar al máximo de éste idílico entorno. En invierno, los lagos están helados o cubiertos de nieve, pero podrás caminar por encima de ellos.

Lago Galve, Trakai
Lago Galve, Trakai

También están las típicas casitas de souvenirs, como en cualquier sitio turístico. Para comer podéis ir a uno de sus restaurantes que encontrarás y probar sus platos más típicos.

Pero si lo prefieres, también puedes comer en unos bancos entre zonas verdes que hay a pies del Lago, donde podrás relajarte y tumbarte en el césped rodeado de un increíble paisaje.

Sin duda es uno de esos lugares que te quedan guardados en la mente para siempre.


​No te olvides NUNCA de contratar tu Seguro de Viaje. Te ofrecemos un 5% de descuento por ser lector nuestro.

Seguros de Viaje Iati

Castillo de Trakai, Lituania Viajes por Europa