Saltar al contenido
Dos Mochilas en Ruta

Wawel, la Colina de los Reyes de Polonia

Qué ver en Cracovia, Polonia - la Colina de Wawel
Wawel, la Colina de los Reyes de Polonia
5 (100%) 1 voto

Conocíamos el Casco Antiguo de Cracovia de arriba abajo, habíamos hecho la dura y obligadísima visita al infierno del Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau, pero todavía quedaba algo muy importante por ver y conocer, la Colina de Wawel.

Ese día salimos del hostel con dirección fija a la Colina de Wawel de Cracovia, tocando a la orilla del río Vístula. Este fue el lugar donde los Reyes residieron y gobernaron durante 500 años. Además, se encuentran dos de los monumentos más importantes y con más valor histórico no solo de la ciudad, sino de toda Polonia: el Castillo Real y la Catedral de Wawel, el templo católico más importante del país.

Entramos a la Basílica de la Catedral de San Estanislao y San Wenceslao, mucho más conocida como la Catedral de Wawel. La entrada es gratuita, exceptuando si se quiere visitar la cripta o subir al campanario de Segismundo, que es de pago, siempre está repleto de gente y no se pueden hacer fotos.

El edificio de estilo gótico que podemos ver actualmente data del año 1320, aunque su primera construcción fue en el 1020, cuando el rey Boleslaw el Valiente estableció el obispado en Cracovia, y que a día de hoy todavía se conserva la cripta. Igualmente la Catedral presenta un aspecto con varios estilos arquitectónicos distintos, que de bien seguro os llamará la atención. Parecen diferentes edificios superpuestos y encajados como si fueran piezas de un juego.

La Catedral era el lugar de coronación de los monarcas polacos y es por ese motivo que a día de hoy, 45 de los 49 monarcas están enterrados en su interior, además de obispos y distintos personajes históricos de la nación, como el mismo San Estanislao, patrón del país y diferentes capillas en los laterales, entre ellas la capilla de Segismundo.

Qué ver en Cracovia, Polonia - la Colina de Wawel

Justo enfrente de la entrada a la Basílica, se encuentra el Museo de la Catedral, cuyo ticket para entrar es el mismo para la cripta y el campanario de Segismundo. El Museo fue inaugurado por Karol Wojtyla (Juan Pablo II) en el año 1978, el mismo año en que fue nombrado Papa. En su interior se puede ver una exposición de piezas de arte sacro que van desde la Edad Media hasta épocas contemporáneas, además de algunas de las pertenencias del propio Juan Pablo II.

Saliendo de la Catedral escuchamos a una chica polaca hablando español y un paraguas de color en mano. La prueba definitiva fue al ver que a su alrededor habían como unas 20 personas atentas a las explicaciones de la guía. ¡Genial, un Free Tour!

¿Estás pensando lo mismo que nosotros verdad? Pues sí. Disimulando un poco y sin que nadie se diera cuenta (o eso creemos) nos fuimos acercando poco a poco al grupo, suficiente para llegar a escuchar lo que la guía explicaba, hasta que se movieron para llegar al patio del Castillo Real y allí con el grupo revuelto, el acople fue definitivo.

El Castillo Real, al igual que la Catedral, es una mezcla de estilos arquitectónicos debido a sus constantes transformaciones con el paso de los siglos. Aquí vivieron la mayoría de reyes de Polonia, hasta que la invasión de los suecos arrasó con el castillo. Su precioso patio interior de estilo renacentista está formado por tres galerías soportadas por columnas y resulta de gran atractivo. Si nos ponemos a mirar, ese toque de influencia italiana hace que tenga un cierto parecido a las fachadas de algunos palacios de​ Venecia.

Qué ver en Cracovia, Polonia - la Colina de Wawel

Con tan “buena suerte” que era lunes, el único día en que la mayoría de lugares estaban cerradas y no pudimos entrar a visitar el interior del castillo. Pero en él se encuentran los salones reales, los apartamentos reales privados, la galería de arte Oriental y los Tesoros de la Corona y la Armería.

Saliendo del Castillo nos dirigimos a la orilla del río Vístula, donde se encuentra la Cueva del Dragón de Wawel. Cuenta la leyenda que un dragón vivía debajo del castillo y que éste tenía a la ciudad atemorizada comiéndose al ganado y a las jóvenes doncellas vírgenes. El rey llamó a valientes caballeros para que acabaran con él, pero siempre era ellos los que acaban devorados por el dragón, hasta que un listo zapatero decidió matar a una oveja y llenarla de azufre para dejársela a la entrada de la cueva y envenenarlo. Una vez el bicho despertó no tardó en comerse a la oveja por lo que le entraron fuertes ardores que le llevaron a beberse el agua del río Vístula, y acabó explotando.

Parece que el dragón todavía tiene ardores porque su estatua sigue echando fuego por la boca.

Y aquí, con las llamaradas de la bestia calentándonos la nuca, acabó el Tour no sin antes informarnos que por la tarde había otro Free Tour de lo más interesante por todo el Gueto Judío de Cracovia, y por supuesto que no nos íbamos a perder, ya que es una zona imprescindible de conocer.


Consejos para viajar a Cracovia

  • Cómo llegar

Nosotros llegamos de Viena a Cracovia en tren. Desde el comparador de GoEuro puedes encontrar billetes de tren y buses a buen precio. Si llegas a Cracovia en avión, el Aeropuerto Internacional Juan Pablo II Cracova-Balice se encuentra a unos 11 kilómetros del centro de la ciudad y está muy bien conectado con los transportes públicos. Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Cracovia.

También puedes reservar este servicio de lanzadera ida y vuelta hasta tu hotel o contratar un servicio de transfer privado, ideal si se viaja en grupo.

  • Dónde alojarse en Cracovia

Nuestro alojamiento en Cracovia fue el #Lwowska26, un hostel situado a menos de 10 minutos a pie del barrio judío de Kazimierz, y a menos de 30 minutos de los mayores atractivos que hay que ver en Cracovia. Tiene dormitorios y habitaciones privadas, cocina y sala común, recepción las 24 horas y consigna de equipaje. Si prefieres alojarte en el centro ciudad o otro tipo de alojamiento, aprovéchate de los grandes descuentos de Booking.

  • Cómo moverse

La mayor parte de atractivos se encuentran en el Casco Antiguo de Cracovia, y se puede recorrer fácilmente a pie, pero también puedes utilizar el tranvía, metro y autobús, que son bastante económicos. Aquí tienes un mapa interactivo para que organices tus rutas por la ciudad y las opciones de transporte. Otra manera divertida de visitar la ciudad y los alrededores es con bicicleta o en Segway.

Si tienes pensado hacer una ruta por Polonia, una buena opción es alquilar un coche y viajar por tu cuenta sin depender de los horarios de los transportes.

  • Visitas, excursiones y tours GRATIS en Cracovia

¿Quieres conocer Cracovia GRATIS y en español? No te pierdas el Tour guiado por el casco antiguo, y los recorridos por el barrio judío de Kazimierz, y el antiguo gueto judío de Podgórze. Puedes completar estos tours gratis con la visita a la fábrica de Schindler, quién empleó todo su dinero para salvar a sus empleados judíos del Holocausto.

Y por supuesto no puedes irte de Cracovia sin visitar el Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau, y si tienes más tiempo, las Minas de sal de Wieliczka, dos imprescindibles de Polonia. Aquí puedes ver otras actividades y visitas que puedes hacer en Cracovia.

  • Cuántos días estar en Cracovia

Nuestra recomendación es pasar un mínimo de 3 días descubriendo la ciudad y sus alrededores para aprovechar al máximo tu viaje a Cracovia.

Más información útil

No te pierdas nuestro presupuesto para viajar a Cracovia, o si prefieres, puedes ir directamente a la sección de Viajar a Cracovia del Blog donde encontrarás más información para preparar tu viaje a esta preciosa ciudad polaca. Además, no te pierdas nuestro artículo detallado sobre el Campo de Concentración de Auschwitz y nuestra experiencia por el Casco Antiguo de Cracovia. Si estás preparando una ruta por Polonia, también te puede interesar nuestros artículos sobre Varsovia.


5% en tu Seguro de Viaje

No te olvides NUNCA de la parte más importante del viaje… ¡tu tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación! Por ser lector de Dos Mochilas en Ruta, tienes un descuento directo del 5% en IATI Seguros.

Seguro de Viajes Iati