Saltar al contenido
Dos Mochilas en Ruta

Atenas, la ciudad de los Dioses

La Acrópolis de Atenas, Grecia
Atenas, la ciudad de los Dioses
5 (100%) 2 votos

Por fin teníamos donde dormir después de horas dando vueltas por Atenas buscando alojamiento. Aprovechamos para descansar un poco y darnos una merecida ducha antes de salir a comer y reponer fuerzas para disfrutar de todo lo que quedaba de día, que todavía era mucho, y sobretodo muchas cosas por ver.

Qué ver en Atenas

Para comer buscamos un sitio cerca del hotel, porque la verdad ninguno de los cuatro aguantábamos más del hambre que teníamos. Como es lógico estando en Grecia, no íbamos a dejar pasar la oportunidad de comer unos buenos gyros. No solo no íbamos a dejar pasar la oportunidad de probarlos, sino que después de dos semanas en Grecia, acabaríamos perdiendo la cuenta de los que llegamos a comer. Los gyros son una comida típica griega muy parecida a los döner kebab turcos, y además de que están buenísimos, son muy baratos.

Con el estómago lleno, todos vemos el mundo de otra manera, así que con las pilas cargadas salimos dirección a visitar, y por qué no decirlo, a emocionarnos con la joya de la corona griega, la Acrópolis de Atenas. No todos los días uno puede estar, y sobretodo sentirse, en un lugar tan increíble y con tantísimos años de historia.​

Llegamos a la entrada para comprar los tickets y para sorpresa nuestra, ¡entramos gratis!. El precio de la entrada normal es de 12€ (año 2014), pero para estudiantes de la Unión Europea, la entrada es totalmente gratuita. En este artículo tienes mucha más información sobre todos los precios y horarios para visitar la Acrópolis de Atenas.

Una vez cruzamos la entrada y empezamos a subir por el camino que lleva hasta la Acrópolis, lo primero que vemos en la ladera de la colina es el Teatro de Dioniso, el mayor teatro construido por los antiguos griegos, dedicado como no, a Dioniso, dios del vino, del teatro y de la fiesta. A más de uno creo que le hubiese gustado ser Dioniso. Continuando por la ladera sur de la Acrópolis, nos paramos a ver las ruinas del Asclepeion, un santuario levantado entre el año 420 y 419 a. C, y a menos de 200 metros de las ruinas, el gran Odeón de Herodes Ático, una enorme construcción del año 161, donde actualmente se siguen celebrando grandes eventos, actuaciones teatrales y musicales.

 

El Teatro de Dionisio, la Acrópolis de Atenas, Grecia

Y llegamos a las puertas de la ciudad de los Dioses, alzándose ante nosotros el Propileos, la monumental entrada a la Acrópolis de Atenas, que en griego significa la “Ciudad Alta”, el lugar más importante de la Antigua Grecia.
Lejos de lo que la gente puede pensar que en la Acrópolis únicamente se encuentra el Partenón, son varios los monumentos con más de 2.000 años de historia los que podemos encontrar. Desde que nos situamos en la escalera de la imponente entrada, ya distinguimos varios de ellos. El monumento a Agripa y el Templo de Atenea Niké, son los primeros que podemos ver.

Atravesando el Propileos, nuestros ojos se van directamente, ahora sí, al maravilloso Partenón, que aunque siempre esté con alguna que otra grúa por sus constantes cuidados, en ningún momento pierde su esplendor, su magia y sobretodo, su enorme y milenaria historia. El Partenón no solo es la imagen de Atenas, sino que es el símbolo e icono de toda Grecia. Tener miles de años frente a ti, hace que te pares un momento, gires a tu alrededor y sientas de verdad el lugar donde te encuentras. Si esas columnas, o como algunos dirían, “si esas piedras” hablaran, la de cosas que nos podrían contar… Sinceramente, es increíble tener la oportunidad de visitar lugares como este. Es la magia de viajar…

El Partenón, la Acrópolis de Atenas, Grecia

El Partenón sin duda es el rey de la Acrópolis, pero como ya te he comentado antes, no está solo. Es más, está muy bien acompañado por el Templo de Erecteion y sus famosas Cariátides. Recuerdo especialmente este templo de haberlo estudiado en historia del Arte. Fue por eso que personalmente también me hizo especial ilusión tenerlo delante de mis ojos. Los más llamativo del Templo de Erecteion son las 6 columnas en forma de figuras femeninas, conocidas como Cariátides. Las que podemos ver en el templo son copias, ya que las originales las encontramos en el Museo de la Acrópolis.
Saliendo de la Acrópolis, bajamos y fuimos a visitar la Ágora Antigua, lugar donde transcurría el día a día de la vida social, política y comercial de la antigua Atenas. Allí también se encuentra el Stoa de Átalo, el Museo de la Ágora Antigua, con un espectacular pórtico.

Junto a la Ágora Antigua, el Templo de Hefeso, que nos sorprendió por su estupendo estado de conservación. De hecho, es uno de los que mejor se conservan, teniendo en cuenta que se construyó entre los años 460 y 415 a.C. Ha llovido bastante desde entonces…​

Visitada toda esa zona, salimos a la altura donde se encuentra la antigua universidad para ver el barrio de Anafiotikas y de allí fuimos a visitar el edificio del Parlamento Griego desde la misma Plaza Sintagma, donde al día siguiente veríamos uno de los cambios de guardia más increíbles que hemos visto nunca. Digno de ver, sin ningún tipo de duda.

Cambio de guardia, Plaza Sintagma, Atenas, Grecia

Todavía quedaba tarde, así que decidimos ir al Templo de Zeus Olímpico y aprovechar para ver el Arco de Adriano que está justo allí, y que con sus 18 metros de alto, separaba la ciudad antigua de la ciudad moderna.​
A todos los grandes atractivos más conocidos de Atenas, se puede llegar perfectamente andando, y como el Estadio Panathinaiko nos quedaba a solo 10 minutos, nos acercamos para ver si todavía estábamos a tiempo a visitarlo, pero nos encontramos ya con las puertas cerradas. Pensándolo bien, fue mucho mejor, porque ya estábamos bastante cansados, y al día siguiente pudimos visitarlo por la mañana sin ningún tipo de prisa.

Estadio Panathinaiko, Atenas, Grecia

Después de todo el día sin parar, era hora de volver al hotel a darnos una buena ducha antes de salir los cuatro a cenar fuera. Y como no, otra vez nos fuimos directos a por unos gyros. Estos estaban todavía mucho más buenos que los que habíamos comido al mediodía. Ese restaurante no sería la primera ni la última vez que iríamos, y sus dueños nos acabarían conociendo como “los de Barcelona“.

Entrada al Acrópolis de Atenas

Es muy importante llevar siempre contigo el carné de estudiante que te identifique como tal, aunque esté caducado. El mío había caducado hacía más de 3 años, pero por experiencia en todos los sitios que lo he utilizado, no se fijan en la fecha. Si tu documento de identidad coincide con el nombre del carné de estudiante es suficiente para ahorrarte un buen dinero.

En el caso de que no dispongas de ningún carné de este tipo, aquí te ofrecemos la posibilidad de que compres tus entradas anticipadas online, con la ventaja de que una vez estés en el sitio, te vas a ahorrar todo tipo de colas y podrás acceder directamente a cada uno de los lugares. Además, con la Iventure Card o la Atenas City Pass tendrás la entrada gratuita al Acrópolis, y a otros atractivos turísticos de la ciudad, importantes descuentos en tiendas y restaurantes de la capital griega y el ticket al autobús turístico de Atenas.


Consejos para viajar a Atenas

  • Cómo llegar

Nosotros llegamos en autobús desde la ciudad de Berat, en Albania. Desde el comparador de GoEuro puedes encontrar billetes de tren y buses a buen precios, y llegar a Atenas desde distintas ciudades de Europa. Si llegas a la capital griega en avión, el Aeropuerto Internacional Eleftherios Venizelos se encuentra a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad y está muy bien conectado con el trasporte público. Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Atenas.

También puedes contratar un servicio de transfer privado del aeropuerto a tu alojamiento o a cualquier punto que tú quieras. Es ideal si no quieres perder el tiempo y depender de los horarios de los transportes públicos, o si viajas en grupo. Además, comprando la Atenas City Pass tendrás el traslado desde el aeropuerto hasta tu hotel entre otras ventajas.

  • Dónde alojarse en Atenas

Nuestro alojamiento fue el Hotel Cosmos, un hotel situado a 30 minutos a pie del Acrópolis, y a 3 minutos de la estación de metro de Metaxourgeio. Es un alojamiento sencillo, con habitaciones privadas individuales y familiares. Todas ellas disponen de aire acondicionado, baño, televisión y balcón con vistas a la ciudad. Si prefieres alojarte en otra zona o te gustan otro tipo de hoteles, consigue descuentos y ofertas reservando en Booking.

  • Cómo moverse

La capital griega se recorre fácilmente a pie aunque para mayor comodidad puedes utilizar cualquiera de los transportes públicos de la ciudad como el metro, el tranvía y el autobús. Otras maneras de conocer la ciudad  y los alrededores es con bicicleta, Segway o el autobús turístico de Atenas.

Si tienes pensado hacer una ruta por Grecia, una buena opción es alquilar un coche y viajar por tu cuenta sin depender de los horarios de los transportes.

  • Visitas, excursiones y tours GRATIS en Atenas

¿Quieres conocer Atenas Gratis y en Español? No te pierdas el tour guiado por los atractivos turísticos más importantes de la Antigua Grecia y conoce lugares históricos como la Acrópolis, el Templo de Zeus, el Arco de Adriano, el Estadio Panathinaikó y mucho más.

Y por supuesto no puedes irte de Atenas sin visitar la Acrópolis y el museo de la Acrópolis, y si tienes más tiempo, reserva esta excursión de 2 días a Delfos y Meteora desde la capital griega, 2 lugres increíbles que debes descubrir. Aquí puedes ver otras actividades y visitas que puedes hacer en Atenas.

  • Cuántos días estar en Atenas

Te aconsejamos pasar un mínimo de 3 días visitando la ciudad y sus alrededores para aprovechar al máximo tu viaje a la capital de Grecia.

Más información útil

En la sección Viajar a Grecia puedes consultar nuestro presupuesto para viajar a Grecia con todos los gastos detallados. Además, no olvides leer el artículo que escribimos sobre la Acrópolis de Atenas, donde encontrarás toda la información que necesitas para visitarla. Si estás planeando tu viaje a Grecia en verano, y estás pensando en  no reservar alojamiento con antelación, aquí te explicamos los motivos por los que deberías hacerlo.


5% en tu Seguro de Viaje

No te olvides NUNCA de la parte más importante del viaje… ¡tu tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación! Por ser lector de Dos Mochilas en Ruta, tienes un descuento directo del 5% en IATI Seguros.

Seguro de Viajes Iati