Saltar al contenido
Dos Mochilas en Ruta

Venecia, la ciudad flotante

Qué ver en Venecia, Italia - Canales de Venecia
Venecia, la ciudad flotante
5 (100%) 2 votos

Nuestra siguiente destino era una ciudad un poco diferente al resto. Una ciudad donde los coches son góndolas, donde las carreteras son de agua y donde la gente va de puente en puente para cruzar de una calle a otra. Venecia, una ciudad única donde la historia corre por sus canales.

Llegada a la ciudad de los canales

Salimos de Florencia sobre ​las 10:30h de la mañana en un tren regional de TrenItalia, dirección Venecia. Los dos billetes nos costaron 90€ y en 2 horas 45 minutos, llegábamos a la estación de trenes de Santa Lucía. Es curioso ver que apenas hay 20 o 30 metros de distancia desde la puerta de la estación al Gran Canal, así que no salgas con mucha carrerilla de la emoción, porque rápido te vas al agua. Y como toda gran estación, no puede faltar su parada de “taxis”, en esta ciudad, flotantes.

​Siguiendo con nuestro habitual plan, la primera toma de contacto con la ciudad la hicimos mientras buscábamos alojamiento. A pocos metros de la estación Venecia Santa Lucía ya podemos encontrar cientos de hotelitos. Sabemos que era mayo… Venecia… pero con 115€ nosotros hacemos muchas cosas, así que el primero quedó descartado. De 115€ pasamos a 84€ y otra vez a la tercera fue la vencida.

Entramos en el Hotel Al Gobbo, y allí ​nos encontramos con Alessandro, el que regentaba el alojamiento y el que sería nuestro amigo veneciano. Era un hotelito familiar, tan familiar que un poco más y hasta el perro nos hace el check-in mientras él me preguntaba si era más de Guardiola o de Mourinho. Antes de decirnos el precio, Alessandro nos enseñó las habitaciones, habitación doble, cama matrimonial, lavabo… Estábamos solos, así que podíamos elegir la habitación que quisiéramos, pero nos hicimos una idea del precio.

Sorpresa la nuestra cuando nos dijo que eran 26€ la noche por persona con tasas y con el desayuno incluido. En la zona donde estábamos, a los pies del Gran Canal, el precio era muy por debajo del que pensábamos que pagaríamos en Venecia y de los que habíamos visto en Internet. Esta es una de las ventajas de no reservar alojamiento con antelación. Siendo sinceros, al principio el tío nos dio un poco de acojone con su cara y su manera de hablar, y ya nos veíamos cortados a cachitos y lanzados a uno de los canales… ¡mira que pensar eso! Seguro que el bueno de Alessandro aún se acuerda de nosotros.

Qué ver en Venecia

Con nuestras dos compañeras inseparables, las mochilas, ya descansando de nuestras espaldas, o nuestras espaldas descansando de ellas, nos fuimos a comer unos cucuruchos enormes de calamares con patatas por 10€, mientras íbamos de camino al Puente Rialto, uno de los puentes más famosos y bonitos de toda Venecia y de Italia.

El Puente Rialto es el más antiguo y el paso principal para cruzar de un lado a otro el Gran Canal, y desde donde hay una vista magnífica e inolvidable con el constante ir y venir de góndolas, taxis acuáticos, vaporettos, etc… y con sus pintorescos edificios a los lados, algunos de ellos palacios, hacen una estampa para recordar.

Qué ver en Venecia, Italia - El Gran Canal

​La verdad es que estuvimos un buen rato dando vueltas por la zona de Rialto. El puente además de ser una zona concurrida de tránsito, las tiendas que hay en su interior también ayudan a que sea un lugar animado e incluso muchas veces tengamos dificultades a la hora de andar. ¡Madre mía qué de gente! Tiendas de relojerías y accesorios son las que más abundan, aunque en un punto tan turístico como este no pueden faltar los negocios de souvenirs y las miles de máscaras venecianas luciendo tras las cristaleras.

Junto al Puente Rialto encontramos la iglesia de San Giacomo di Rialto y su plaza, donde tiene lugar el antiguo Mercado de Rialto y la Lonja, que allí sigue despertando interés desde los orígenes de Venecia y que tendréis que ir pronto si queréis ver el ambiente local, ya que los puestos principalmente de fruta y verdura solo están de 9 a 12 de la mañana. Yo creo que es por miedo a los turistas y con 3 horitas aguantando tienen suficiente…

Estuvimos un rato andando por la zona de tiendas ante las atentas y penetrantes miradas de las máscaras que nos rodeaban y perdiéndonos por esas callejuelas tan características, hasta que saltando de puente en puente llegamos a la que según Napoleón era “el salón más bello de Europa” y al que para mí era “el salón más lleno de gente y de palomas”. Pero sí, realmente la Plaza San Marco es un lugar bonito y sobretodo emblemático, posiblemente de las zonas más amplias que podemos encontrar en la ciudad. Era increíble la cantidad de gente que había. Menos mal que poco a poco la plaza se descongestionó por unos momentos…​

Según en la época que viajes a Venecia, si hay marea alta podrás ver como la Plaza San Marco se llega a inundar.

Qué ver en Venecia, Italia -La Plaza San Marcos

Una de las razones por la que la Plaza San Marco está tan abarrotada de gente es porque aquí encontramos varios atractivos importantes, como la Basílica de San Marco y el Campanario de San Marco, la Torre del Reloj y el elegante Palacio Ducal, construido como símbolo de la riqueza de la ciudad, y en el que podréis ver el León de San Marco, patrón de Venecia.

Frente al Palacio se abre el muelle de San Marco, que da lugar al bonito paseo de la Riva degli Schiavoni, desde donde podemos contemplar la isla de San Giorgo y la iglesia de Santa Maria della Salute. Aquí atracan cientos de embarcaciones, góndolas, taxis acuáticos, etc… y “los grandes capitanes pescanova” intentando hacer pesca de arrastre con algún que otro turista.
Por curiosidad fui a preguntar a uno de estos “taxistas” cuanto valía acercarse hasta la isla más próxima. Yo no sé si justo ese día algún gondolero le había dado un golpe en la cabeza con el remo o es que el tío se le había achicharrao el coco de tanto sol, pero nos pedía 100€ ¡solo ida! En otras palabras, se quería comprar una barca nueva a costa nuestra y no sabía cómo decirlo.

Después del chiste que nos contó el marinero de agua dulce, pasamos por delante del famoso Puente de los Suspiros, situado a pocos metros de la Plaza San Marco ya que hace de unión entre el Palacio Ducal y la antigua prisión de la Inquisición. El nombre viene a que hay tanta gente y cuesta tanto sacarse una foto, que es irremediable acabar suspirando, aunque la leyenda dice otra cosa… Este recorrido era el último que hacían los prisioneros desde los tribunales hasta los calabozos, entre suspiros de tristeza al saber que no volverían a salir.

Siguiendo todo el paseo de la Riva, llegamos a los Jardines de la Biennale de Venecia y de allí nos acercamos hasta San Pietro di Castelo, la que fue la Catedral de Venecia hasta el año 1807.

Como ya era media tarde, nos dedicamos a perdernos por las laberínticas calles y canales, disfrutando de aquellas zonas menos concurridas por los turistas, algo que sin duda recomendamos que dediquéis un tiempo a desconectar de la escandalera turística e imaginaros que os encontráis solos en esta preciosa ciudad.

Cuando más o menos ya era la hora de cenar, volvimos a las zonas de más movimiento para vivir el ambiente nocturno que se respira en la ciudad. Según el lugar, podéis encontrar restaurantes a patadas. Lo que tenéis que intentar es no dejaros llevar por los típicos menús turísticos.

Nosotros pudimos permitirnos una cena de lo más lujosa. ¿Hay algo más “mochilero-romántico” que entrar a un restaurante, pedir una pizza para llevar, y cenar en el Ponte delle Guglie a los pies del canal de Fondamenta de Canaregio a la luz de la luna? Bueno, pues eso hicimos nosotros. Cena romántica lowcost por 9€.

Al día siguiente nos esperaba una interesante jornada. Íbamos a dedicar el día a visitar las islas de la Laguna de Venecia, Murano, Burano, Torcello y el Lido.


Consejos para viajar a Venecia

  • Cómo llegar

Como ya sabes, llegamos a Venecia desde Florencia en tren, una de las formas más cómodas y sencillas de viajar por Italia. Con GoEuro conseguirás los billetes de tren y autobús al mejor precio, ya que compara entre diferentes compañías, y además evitarás las largas colas de espera frente a las taquillas. Si llegas en avión, el aeropuerto de Marco Polo se encuentra a unos 9 kilómetros de Venecia, y está bien comunicando con los trasportes públicos. Aquí puedes encontrar vuelos baratos a Venecia.

Si llegas al aeropuerto de Treviso, el Bus de Terravision es la mejor opción y la más barata. Comprando los billetes online podrás subir directamente al autobús sin esperar ni hacer colas. Pero si tu llegada es al aeropuerto de Marco Polo, la manera más fácil y económica de llegar al centro de Venecia es con el autobús exprés. Otra opción, es disfrutar navegando por la Laguna Veneciana hasta llegar a tu alojamiento con un taxi acuático.

Una alternativa, tanto si llegas al aeropuerto de Treviso como al de Marco Polo, es contratar un servicio transfer privado del aeropuerto a tu hotel o a cualquier punto que tu quieras. Es ideal si viajas en grupo o no quieres depender de los horarios de los transportes.

  • Dónde alojarse en Venecia

Nos alojamos en el Hotel Al Gobbo, un hotel sencillo situado en Campo San Geremia, a 5 minutos a pie de la estación de tren de Venecia Santa Lucia, y a 20 minutos caminando del Puente de Rialto. Dispone de habitaciones privadas con un desayuno incluido. Si prefieres otro tipo de alojamiento o quieres dormir en otra parte de la ciudad, reserva con antelación y aprovéchate de los descuentos y ofertas de Booking.

  • Cómo moverse

La mejor manera de conocer la ciudad es a pie, pero también puedes ir a cualquier lugar e isla con los Vaporettos. Comprando la Venezia Unica city Passla tarjeta de transporte para Venecia y sus islas tendrás el acceso ilimitado a la red de transportes públicos de la ciudad, que incluye las líneas de navegación de los Vaporetto por los canales de Venecia, las islas y el Lido, y los autobuses urbanos ACTV por Mestre y Marghera.

Si tienes pensado hacer una ruta por Italia, una buena opción es alquilar un coche y viajar por tu cuenta por el país.

  • Actividades, visitas y excursiones en Venecia

¡Conoce Venecia con estos tours Gratis en Español! En el primero descubre los lugares más importantes y algunas de las leyendas de la ciudad, en el segundo conoce el centro histórico y pasea por los famosos canales, y en el último, disfruta de Venecia al caer la noche y visita las zonas alejadas del turismo.

Uno de los imprescindibles que debes hacer en tu viaje a Venecia es la excursión a Burano, Murano y Torcello, las islas más famosas y bonitas de la laguna Veneciana. Para que disfrutes al máximo de tu visita a la ciudad, aquí puedes ver más tours y excursiones en Venecia.

  • Cuántos días estar en Venecia

Para disfrutar de todo lo que hay que ver y hacer en Venecia, te recomendamos pasar un mínimo de 2 días.

 Más información útil

En la sección Viajar a Venecia del Blog, tienes más información para preparar tu viaje a esta preciosa ciudad flotante, o si lo prefieres puedes ir directamente a ver nuestro presupuesto para viajar a Venecia.


5% en tu Seguro de Viaje

No te olvides NUNCA de la parte más importante del viaje… ¡tu tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación! Cancelación del viaje, retrasos, urgencias médicas, pérdidas o daños en el equipaje, etc. Por ser lector de Dos Mochilas en Ruta, tienes un descuento directo del 5% en IATI Seguros.

Seguro de Viajes Iati

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dos Mochilas en Ruta te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando el presente formulario serán tratados por Carlos Berruezo como responsable de esta web. Finalidad: la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar, moderar y responder a los comentarios que realizas en este blog. Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en nuestra política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán en los servidores de Webempresa (proveedor de Hosting de Dos Mochilas en Ruta) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información adicional: Puedes consultar más información en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (2)

Saludos cordiales, he descubierto el blog hace unos días y me parece que sois unos auténticos cracks…. agradeceros la constancia y calidad del mismo, se hace muy ameno leerlo y seguirlo, cosa que en la mayoría de blogs destinados a viajes…. se hace a veces tedioso y los acabas dejando…..me he enganchado a vuestros viajes….fotos, comentarios……en fin……que gracias por compartir,……………namaste.

Responder

¡Hola Átticus!

Muchas y muchas gracias por tus palabras. Comentarios así alegran el día entero a cualquiera!! 🙂 Solo por leer esto, ya vale la pena el esfuerzo de elaborar cada artículo, fotografías, etc… seguiremos trabajando para que puedas seguir disfrutando del Blog y de nuestros viajes.

¡Gracias por seguirnos! 😀

Responder