Saltar al contenido
Dos Mochilas en Ruta

¡A la conquista de Roma!

Qué ver en Roma, Italia - El Foro Romano
¡A la conquista de Roma!
5 (100%) 2 votos

En nuestro segundo día, la capital italiana nos tenía preparada una jornada de lo más interesante. Nos levantamos a una hora razonable, suficiente como para haber descansado del día anterior, y sin perder más tiempo nos fuimos de camino a la zona del Coliseo, Foro Romano y Palatino mientras desayunamos para llegar lo antes posible y evitar colas.

Imprescindibles en Roma

La primera para fue el Palatino. Lugar de miles de restos de edificios construidos en la antigüedad por la alta sociedad de la época y donde se conservan cuidadosamente sus jardines.​

La segunda parada fue el Foro Romano. Zona donde se desarrollaba el día a día, la vida de la antigua Roma. Pasear por el Foro y su Vía Sacra, es como meterse en una máquina del tiempo, retroceder más de 2.000 años y aparecer en los tiempos del Imperio Romano. Otra de los monumentos más importantes que podemos contemplar es el Arco de Tito.

Sólo nos quedaba disfrutar de uno de los mayores monumentos del Mundo, el Coliseo de Roma. Ante una de las 7 Maravillas del Mundo, pocas palabras quedan por decir. Alucinar de su impresionante visita y de su historia e imaginarte todas las batallas y tantísimos importantes acontecimientos que ocurrieron en aquella época… ¡algo bestial!

Qué ver en Roma, Italia - El Coliseo Romano

Junto al Coliseo, está otro de los monumentos que mejor se conserva de la Antigua Roma, el Arco de Constantino. Levantado en el año 315 conmemorando la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del puente Milvio.

​A nosotros nos llevó unas 4 o 5 horas para visitar bien los 3 lugares, así que cuenta con toda una mañana o una tarde para poder disfrutarlo como se merece. Además, dejamos el Coliseo para el final porque las colas son infernales y puedes pasarte medio día allí esperando a comprar la entrada y entrar. Si no compras los tickets online, te recomendamos que vayas a las taquillas del Palatino como hicimos nosotros y allí seguramente también tendrás que hacer algo de cola, pero encontrarás mucha menos gente para comprarla.

Una vez salimos, nos fuimos hasta la Bocca della Verità (Boca de la Verdad), donde nos hicimos la divertida y típica fotografía. Según cuentan, esta máscara mordía la mano a todo aquel que mentía. Posiblemente alguno saldría con los diente marcados… La Bocca della Verità de encuentra en las inmediaciones de la Iglesia de Santa Maria in Cosmedin, e ir a horas puntas puede significar hacer mucha, pero que mucha cola.

Después de hacer la “turistada”, fuimos caminando hasta el Castillo de Sant’Angello, una fortaleza-mausoleo construida para el Emperador Adriano y su familia, monumento que visitamos desde fuera, ya que preferimos pasar más tiempo en la ciudad-estado más pequeño de Europa, El Vaticano.

Qué ver en Roma, Italia - El Castillo de Sant'Angello

Las detalladas esculturas que encontramos a un lado y a otro de la pasarela que llega hasta la entrada del castillo, son otro gran atractivo del lugar que no se puede pasar por alto, realmente son dignas de contemplar.

La Via della Conciliazione conecta Sant’Angelo con la impresionante Piazza San Pietro. Además de estar rodeada de enormes columnas, cabe destacar sus 140 estatuas de santos y su obelisco de 25 metros de altura en el centro de la misma, y que lo trajeron a Roma desde… ¡Egipto!. Es posiblemente la plaza más conocida del mundo.

Allí pudimos entrar, después de una larguísima cola y posterior chequeo, a la Basílica de San Pedro, el Templo religioso más importante del catolicismo, y que acoge la Santa Sede.

Nos quedó pendiente visitar la Capilla Sixtina, pero había tanta, pero tantísima gente, y tampoco habíamos comprado las entradas con antelación, que era realmente imposible entrar ​esa tarde. Una de las cosas pendientes que nos quedó para la próxima vez que volvamos a Roma.

Antes de acabar el día, y sobretodo, antes de irnos de Roma, no podíamos dejarnos sin ver otra de sus plazas con más atracción, la Piazza di Spagna y su ya famosa escalinata. Para llegar hasta ella pasamos por la Via dei Condotti, una conocida calle llena de boutiques que precisamente no son ‘low cost’. También en la Plaza España se encuentra la Fontana della Barcaccia, aunque en ese momento la estaban restaurando, así que nos sentamos a descansar un rato largo, viendo el ir y venir de la gente, después de más de 11 horas sin parar, nuestras piernas nos lo agradecieron y de qué manera.

Qué ver en Roma, Italia - La Plaza España

En Roma, el único lugar donde no tendréis que hacer cola es en las plazas y porque son enormes, sino te aseguro que también habría cola.

​Ya teníamos hambre y queríamos cenar algo barato y sin “atraco sorpresa” como la noche anterior. Y como no es lo mismo cenar con espectáculo que vivir un espectáculo antes de cenar, escogimos la opción más emocionante, la segunda. Un restaurante la verdad que muy bonito, y al que entramos únicamente porque en la pizarra que había fuera se leía: “ofertas de día, platos a 5€ servicio incluido” y una lista de 6 o 7 platos.

Nos extrañó un poco, tanto por la zona como por el tipo de restaurante, así que preguntamos y entramos después de que nos lo confirmaran. Una vez sentados y pedir dos de los platos de esa “oferta del día” nos dice el señor camarero que esa oferta es hasta las 19h de la tarde y nos daba una carta con los precios 3 veces más caros… ¡¡Eran las 23h de la noche!! ¿¿De verdad sois tan inútiles que no habéis tenido tiempo de quitar la mierda de pizarra?? ¿porqué no indicáis de qué hora a qué hora es la oferta y así no hacéis perder el tiempo a la gente? Total, que después de esta “tomadura de pelo” y lo poco que nos gusta que nos engañen en la cara, nos levantamos, y nos fuimos a cenar a otro sitio.

​Llegamos a nuestro alojamiento, el Alessandro DownTown Hostel, y caímos rendidos, habían sido 2 días a un ritmo frenético. Sólo los 2 primeros días… Al día siguiente por la mañana, cogíamos un tren destino Florencia.


Consejos para viajar a Roma

  • Cómo llegar

Nosotros llegamos desde Barcelona en avión con un vuelo barato a Roma que encontramos. Tanto si llegas al aeropuerto de Fiumicino como al aeropuerto de Ciampiano, puedes llegar hasta el centro de la ciudad con el bus de Terravision a buen precio.

La alternativa al autobús es el tren. Si tu llegada es al aeropuerto de Fuimicino podrás llegar hasta el centro de la ciudad en el Leonardo Express. Recuerda que si compras la Roma City Pass tendrás el transporte desde los aeropuertos de Ciampiano y Fiumicino incluidos, y además podrás disfrutar de muchas otras ventajas como la entrada sin colas al Coliseo.

Otra opción es contratar un servicio de transfer privado, ideal si no quieres depender de los horarios del transporte público o viajas en grupo. Aquí puedes leer todas las opciones de transportes para ir del Aeropuerto de Roma al centro de la ciudad.

Si te mueves en autobús o en tren por las ciudades de Italia, con GoEuro puedes comparar entre distintas compañías de buses y trenes y comprar tu billete al mejor precio.

  • Dónde alojarse en Roma

Estuvimos 3 noches en el  Alessandro Downtown Hostel, un albergue situado a 200 metros de la estación de trenes de Termini, y a 20 minutos a pie del Coliseo. Tiene habitaciones privadas y dormitorios con baños compartidos, sala común y recepción abierta durante 24 horas. Si buscas otro tipo de alojamiento o quieres dormir en otra zona de la ciudad aprovéchate de las ofertas y los descuentos de Booking.

  • Cómo moverse

El metro y el autobús son la mejor manera de moverte por la capital italiana. Comprando la OMNIA Vatican & Rome Card tienes acceso gratuito a todo el transporte público, incluido el tren. Otra manera de visitar la ciudad es alquilar una moto y explorar todos los atractivos turísticos sin depender de los horarios de los transportes.

Si tienes pensado hacer una ruta por Italia, una buena opción es alquilar un coche y viajar por tu cuenta por el país.

  • Actividades, visitas y excursiones en Roma

¡Conoce Roma con este tour GRATIS en Español! Sumérgete en la historia de la Ciudad Eterna y descubre los lugares más importantes de la ciudad. Si quieres visitar la Capilla Sixtina, los Museos Vaticanos y la Basílica de San Pedro sin colas, reserva esta visita guiada en español al Vaticano.

Una de las visitas imprescindibles es conocer el Coliseo, el anfiteatro más grande y más famoso del mundo. Con la compra de tu entrada online, además tendrás acceso al Foro Romano y al Platino, y durante toda la visita te acompañará un guía especializado en español. Aquí puedes ver más tours y excursiones en Roma.

  • Cuántos días estar en Roma

Si quieres disfrutar de todo lo que hay que ver en Roma, te recomendamos pasar un mínimo de 3 días.

Más información útil


5% en tu Seguro de Viaje

No te olvides NUNCA de la parte más importante del viaje… ¡tu tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación! Cancelación del viaje, retrasos, urgencias médicas, pérdidas o daños en el equipaje, etc. Por ser lector de Dos Mochilas en Ruta, tienes un descuento directo del 5% en IATI Seguros.

Seguro de Viajes Iati