Ruta por Islandia

Nos vamos de Ruta por Islandia de la mano de nuestros amigos de Sin Parar de Viajar. Esta vez son Silvia y Sergio los que nos llevan a Islandia, un país donde casi el 15% del mismo está cubierto por lagos y glaciares, un país que posee unas cascadas únicas, a cuál más espectacular, y donde sus paisajes son literalmente de película.

¿Tú también tienes ganas de estar rodeado de auténticos paisajes increíbles? ¡Pues atento a esta ruta!

Ruta por Islandia

  • Duración de la ruta: 17 días
  • Fecha de inicio y de fin: Del 7 al 14 de Junio de 2014
  • País: Islandia
  • Ciudades visitadas: Reikiavik | Vik | Höfn | Hornafirði | Husavik | Blönduós | Stykkishólmur
  • Presupuesto para viajar a Islandia: 686,90€ por persona desglosado en:
    • Transportes: 494,51€ (256,99€ en vuelos y 237,52€ en alquiler de coche y gasolina)
    • Alojamiento: 35,27€ (19,75€ 1 noche en hostel de Reikiavik y 15,52€ 6 noches de camping)
    • Comida: 56,21€ (llevamos comida comprada en España)
    • Visitas: 92,01€
    • Otros: 8,82€

 

Itinerario de 7 días por Islandia

​La Ruta por Islandia fue bastante fácil de decidir. Recorrimos la Ring Road, es decir, la carretera principal que recorre toda la isla, la única decisión que debíamos tomar era en que sentido recorrerla, al final decidimos empezar por el Sur (principalmente por las previsiones del tiempo). También probamos las carreteras F o de montaña, caminos de cabras para que me entendáis mejor, que se adentran en el interior de la isla.

Día 1: Reikiavik, Círculo de Oro y Seljalandsfoss

Aterrizamos en la isla a las 9 de la mañana. Rápidamente fuimos a recoger el coche que nos acompañaría toda la semana y pudimos aprovechar todo el día.

Hicimos una pequeña visita a la capital, Reikiavik, visitando su catedral Hallgrímskirkja y Sólfar, también paramos en la famosa escultura del barco vikingo, el resto de la ciudad lo dejaríamos para el último día de viaje.

Emprendimos el viaje hacia el Circulo de Oro, en esta zona se puede ver la separación de las placas tectónicas euroasiática y noramericana, la cascada de Oxarárfoss y todo el parque de Pingvellir. Continuamos por carreteras secundarias hasta la zona de los Géiser donde se encuentra el segundo géiser natural más alto del mundo, capaz de alcanzar los 25 metros de altura. Después nos desplazamos a Gullfoss que para ver la primera gran cascada del viaje, no defraudo nada de nada.

Finalizamos el día durmiendo en camping a los pies de la cascada Seljalandsfoss, un sitio increíble y quizás el más conocido y fotografiado.

Día 2: Skogafoss, Playa Dyrholaos, Glaciar y Lago Jökulsárlón

Despertarnos con el sonido de la cascada Seljalandsfoss de fondo, pensábamos que no podía ser mejor pero si, lo fue, descubrimos la cascada Gljúfrafoss escondida en una grieta, como si de un secreto se tratara. Se encuentra dentro del mismo camping.

Después de otra parada en la cascada Seljalandsfoss, emprendimos la ruta hasta la cascada Skogafoss, muy caudalosa, impresionante y seguro que la conocéis porque es la típica imagen de Islandia, la vista desde arriba es abrumadora ya que se ve toda la desembocadura del río que forma la cascada llegar hasta el mar.

Continuando la Ring Road llegamos a la playa Dyrholaos de increíble arena negra. En ella vimos los Reynisdrangur, que son las formaciones rocosas en medio del mar y que cuenta la leyenda que son gigantes petrificados para la eternidad. Disfrutamos de la playa y pudimos escalar la pared de columnas de basalto.​

Siguiendo la carretera llegamos a la lengua del glaciar Svinafellsjokull que recorrimos por nuestra cuenta (cosa no muy recomendable). De camino al lugar donde haríamos noche, Höfn, hicimos una pausa en el camino para asombrarnos con el lago Jökulsárlón, famoso por sus icebergs y la playa de arena negra donde van a morir. La imagen de los icebergs sobre la arena bañados por el sol de invierno hace que parezcan diamantes, una imagen que no olvidaremos.

Día 3:Renos, Highlands, Fumarolas de Hverir y Lago Myvant

Amanecimos en Höfn con un día nublado y nada agradable, así que nos pusimos en ruta ya que queríamos hacer noche en el lago Myvant, nos esperaban 350 km. de ruta por carretera principal y de interior. A medida que íbamos subiendo al norte el tiempo mejoró y tuvimos la suerte de encontramos con renos salvajes, una gran sorpresa. También paramos en varias cascadas de las que no recordamos el nombre, pero que merecieron la pena.

El día fueron todo sorpresas mientras atravesábamos los Highlands, esos paisajes son únicos, parecen sacados de otro planeta.

Ya cerquita de nuestro destino paramos en las fumarolas de Hverir, no sabrás lo que es el olor a huevo podrido hasta que las visites. Allí también descubrimos a las famosas moscas de Islandia, muy pesadas.

Dormimos en uno de los camping cerca del lago con vistas al cráter Hverfjall. El mismo camping tiene una pizzería bastante bien de precio, calidad, cantidad y WIFI ;)​

Día 4: Lago Myvant, Baños naturales, Dettifoss y Sellfoss

Tocaba recorrer toda la zona de los alrededores del lago por lo que amanecimos pronto, aunque el Sol llevaba pegando en la tienda desde las 4 de la mañana. Dado que el cráter nos había vigilado por la “noche” nosotros lo visitaríamos por la mañana.

Antes de llegar al cráter visitamos la cueva Grjotagja con el agua más clara que veras jamás y con una temperatura de 50ºC por lo que no es muy recomendable tocarla. Hecha esta visita subimos caminando al cráter desde el cual hay unas vistas de toda la zona espectaculares.

Había más lugares por visitar así que allá nos fuimos a ver los pequeños cráteres de Skútustaðir, formados a las orillas y en medio del lago Myvant, se pueden recorrer por un pequeño sendero que tienen marcado.​

El día iba de cráteres así que nos fuimos en busca del Cráter Viti, conocido por su agua azul celeste muy llamativo, así como los campos de lava que están justo enfrente. Esta zona es la de mayor actividad geotérmica y veréis una central geotérmica que abastece a casi todo el país de energía.

Después de visitar tanto cráter nos relajamos en los baños naturales Jardbodin. Más baratos y pequeños que el Blue Lagoon, aunque la sensación de gustito es la misma.

Después del baño reparador emprendimos el viaje a Husavik, donde haríamos noche. En el camino alucinamos con dos de las mejores cascadas de la isla, la más caudalosa de Europa:  Dettifoss que es acojonante, y la cascada Selfoss un poquito más arriba siguiendo el cauce del río. Esta a pocos minutos caminando.​

Continuamos por una carretera F que es un camino de cabras por lo que hay que ir con paciencia y sin prisa, una vez en Husavik acampamos en el camping que hay dentro de la ciudad. Se encuentra en la entrada por lo que no tiene pérdida.

Día 5: Ballenas, cascadas de Godafoss y los peludos caballos islandeses

¡El día de las ballenas! Después de recoger las tiendas fuimos hasta el puerto de la ciudad, allí se encuentran las oficinas de las compañías que ofrecen los barcos para hacer esta actividad por lo que te aconsejamos revises precios y horarios.

Nosotros lo hicimos con North Sailing, la duración del tour es de unas 3 horas y lo pasamos en grande, no solo vimos ballenas si no que también avistamos delfines blancos y otros animales autóctonos, desde luego una experiencia muy recomendable.

De camino a Blondous paramos en otra de las cascadas imprescindibles de la isla, Godafoss, tiene forma de herradura y es muy caudalosa. Los paisajes que se iban sucediendo en el camino son de cuento y para rematar paramos a acariciar de unos preciosos caballos Islandeses.

​Se nos hizo un poco tarde y no llegamos a hacer noche en Blondous, nos paramos en un camping muy cerquita de la ciudad pero con unos paisajes que merecían que hiciésemos noche allí, donde también nos recibieron caballos y había un pequeño bosque, el sitio ideal para finalizar el día.

Día 6: Buscando focas en la Península de Vatnsness

Día un poco atípico ya que cuando nos levantamos fuimos hasta Blondous a las piscinas municipales, mucho más baratas que la ducha del camping por lo que en ellas pasamos más o menos una hora entre toboganes y agua calentita, ducha correspondientes y comenzaríamos la ruta por la Península de Vatnsness para ver focas, cosa que no haríamos porque ese día no se dejaron ver.

Aun así, los paisajes fueron de lo más alucinantes y también disfrutamos con las vistas de Hvitserkur una figura rocosa en medio del mar que parece un rinoceronte.

También con el antiguo cráter Borgarvirki, se cree que fue una antigua fortificación, dada su estructura y las vistas de la península que hay desde él.

Paramos a dormir en el camping que está a la entrada de Stykkisholmur, un pueblo costero precioso, con una zona de puerto muy recomendable visitar y para tomar algo en cualquiera de sus terrazas.

Día 7: Península de Snaefellsnes y Reikiavik​

Recorrimos la Península Snaefellsnes. Intentamos subir al volcán Snæfellsjökull para cruzar al otro lado de la península por la carretera 570 que es de tipo F pero no pudimos ya que no estaba transitable por la nieve en su parte más alta.

De nuevo en la carretera 574 que es la que rodea la península, continuamos nuestro camino hasta dar con pueblo de Hellissandur donde vimos las típicas casitas con césped en el tejado, entramos ya que era un museo y pudimos ver como eran las casas típicas islandesas.

En el camino también paramos en el cráter Saxhóll, con unas vistas impresionantes a pesar de que el día no acompañaba.

El día era cada vez más lluvioso y se cerraba con la niebla, pero por suerte dimos con la cueva de lava de Vatnshellir de la que Julio Verne habla en el libro “Viaje al centro de la tierra” y desde luego fue uno de los grandes aciertos improvisados del viaje.

Finalizada la visita a la cueva, muy recomendable, continuamos el viaje hasta Reikiavik. Disfrutamos de la ciudad, por sus calles comerciales y zona de bares, ya que como era sábado había un gran ambiente, eso si, un poco raro ya que aunque eran las 12 de la noche era de día lo cual hacia que fuera todo bastante extraño.

Recomendaciones y consejos para viajar a Islandia

  • Lleva ropa de abrigo, ropa térmica, botas Goretex… aunque sea verano, cuando vayas te será muy útil.
  • Si vas a visitar la isla te recomendamos ir más de 7 días ya que aunque el viaje estuvo realmente bien, con más tiempo puedes llevar un ritmo más tranquilo y ver muchas cosas que a nosotros por tiempo se nos quedaron atrás.
  • Para ahorrar sin duda nuestra mejor baza fue la maleta con embutido y comida preparada ya que comer en Islandia es muy caro. Lo más económico es comprar en los supermercados Bonus (los del cerdito).
  • Los supermercados más baratos de Islandia son los Bonus aunque en el norte encontraras pocos, hay muchos mas en el sur.
  • Si no eres muy exquisito y te prima más el ahorro, te recomendamos sin duda dormir en camping o acampada libre (es legal en las zonas no valladas).
  • Para un mayor ahorro es ideal ir 4 personas ya que es mejor alquilar un coche 4×4, y siendo 4 el precio es mucho más llevadero.
  • Recomendable alquilar 4×4 ya que con autocaravanas o coches normales no esta permitido transitar en las carreteras F y os aseguramos que muchos de los mejores lugares están al final de esas carreteras.
  • La mejor época para viajar a Islandia es en verano. Nosotros fuimos en Junio ya que hace ya “bueno”, es temporada baja = menor precio de alquiler de coche y los días cunden mucho con 24 horas de Sol.
  • Imprescindible la visita de las ballenas y las piscinas naturales, no te puedes ir de la isla sin hacer esto.
  • Las actividades naturales, cascadas, lagos, rutas son gratis por lo tanto ahorro asegurado.
  • No te olvides nunca de viajar sin un buen Seguro de Viaje.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad