Tirana, conociendo la capital de Albania

Viajar a Albania

En nuestro segundo día en Tirana, desayunamos y salimos hacia el centro de la ciudad, pero a mitad de camino algo nos detuvo. Nos dimos cuenta que en una de las calles había un mercado callejero y fuimos a curiosear.

Mercados locales de la capital de Albania

Nos encanta perdernos por estos lugares. Además, como en todos los países, los mercadillos al aire libre son uno de los mejores sitios para ver el día a día de la gente local. Estos rincones son parte esencial de la vida de una ciudad y lo mejor de todo, es que en cada uno de los lugares que visitamos se respira un aire totalmente distinto.

Viajar a Albania

A medida que nos perdíamos por el interior del mercado, vimos que de pequeño no tenía nada. Son esos típicos mercados que hasta que no te sumerges en ellos, no sabes que allí hay una “ciudad interna”.

​Lo mejor son los comerciantes, algunos de ellos intentan captar al viajero perdido por aquel submundo como nosotros, e intentan venderte hasta su madre, otros en cambio están más preocupados de ganar al de la tienda de enfrente con sus tradicionales juegos de mesa.

Viajar a Albania

Paseo por el centro de la capital de Albania

Volvimos a la gran avenida Bulevar Dëshmorët e Kombit y esta vez sí que nos detuvimos en aquellos lugares más interesantes. La capital de Albania ofrece muchísima historia a pie de calle. Una historia a día de hoy cada vez más silenciosa, pero que sigue presente en la mente de todos los albaneses, la historia de un país bajo el dominio comunista que lo llevó a la pobreza.

Paseando por alguno de los parques de la ciudad todavía se puede ver algunos de los búnkers que se conservan de aquella época e incluso encontramos hasta un trozo original del Muro de Berlín.​

Viajar a Albania

Acercándonos al Museo de Bellas Artes, en su parte trasera se esconden unas estatuas de la época del régimen comunista que son imposibles de ver si no se sabe que están allí. Estas estatuas estaban expuestas públicamente por la ciudad y ahora quedan ocultas, algunas incluso tapadas, clara evidencia de querer olvidar el pasado.

Qué ver en Tirana, Albania

Otra de las cosas que inevitablemente hay que ver en Tirana, es su famosa Pirámide. Horrorosa mire por donde se mire. Esta pirámide es el antiguo mausoleo dedicado al dictador comunista Enver Hoxha y una de las muestras más significativas del poder comunista en la ciudad. A día de hoy está totalmente abandonada como muestra del gran rechazo de sus habitantes, ya que se construyó en contra de la voluntad de la población.

Originalmente fue un museo-memorial que su hija hizo construir, pero también ha tenido otras funciones. En 1999, durante la Guerra de Kosovo, el museo fue utilizado como base por la OTAN. También ha sido lugar de centro de congresos y exposiciones e incluso llegó a albergar una discoteca. Vamos, que el señor Hoxha ha estado entretenido todo este tiempo.

Qué ver en Tirana, la capital de Albania

​Llegamos hasta la Universidad de Tirana, la primera universidad de toda Albania fundada en el año 1957 y donde su edificio marca el fin del principal bulevar de la ciudad.​

Desde allí nos desviamos al Barrio de Blloku, antiguamente un barrio exclusivo donde residía el líder Enver Hoxha y algunas familias más de clase política. Un barrio en el que durante la época comunista, la gente de a pie no podía acceder a él y que ahora es la zona más ‘cool’ de la capital de Albania llena de cafeterías y bares donde la gente aprovecha para reunirse.

Después de comer estuvimos alrededor de la enorme Plaza Skanderbeg, que por cierto no está mal acompañada. La rodean varios edificios oficiales, el Museo Nacional de Historia de Albania, el Palacio de Cultura, de un característico estilo soviético y que en su interior además de encontrarse el Teatro de la Ópera y la sede del ballet nacional, alberga la Biblioteca Nacional. También la destacable Torre del Reloj y la mezquita de Et’hem Bey, que entramos después de que taparan a Cristina de pies a cabeza, y fue ella quien aprovechó para subir a la planta superior, ya que era una zona solo para mujeres.​

Continuando por la misma calle de la mezquita, se llega hasta la Rruga George Bush, donde se encuentra el Puente de Tabak, un antiguo puente de piedra de la época otomana que atravesaba el río Lana y que unía la capital de Albania con las tierras agrícolas del este que abastecían a la ciudad de productos agrícolas y ganaderos, hasta que en 1930 se desvió el curso del río. El puente en la actualidad no encaja en el emplazamiento en el que está, pero se mantiene por su gran valor histórico y todavía se puede utilizar como paso peatonal.

Tirana, la capital de Albania

En esta zona también encontraremos los típicos edificios comunistas reconvertidos con sus curiosas y coloridas fachadas pintadas. Esta iniciativa fue gracias a su alcalde Edi Rama, quien sacó su lado más artístico y le dio un cambio radical al aspecto de la ciudad, llenándola de vida y color.​

Tirana, la capital de Albania

La capital de Albania no es ni mucho menos una ciudad espectacular, ni la más bonita, ni un lugar donde pasar más de 3 días, pero sí que es cierto que a nosotros nos gustó porque no esperábamos para nada la ciudad que nos encontramos. Nos imaginábamos un lugar todavía estancado en su pasado, un pasado bastante oscuro, pero resultó ser una ciudad llena de vida, con muchas ganas de avanzar y con mucha historia que contar. Una ciudad que vale mucho la pena conocer y que no puede faltar en tu ruta por los Balcanes.

Para disfrutar al máximo de tu viaje, lo más importante es viajar con la tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación. Recuerda que aunque viajes por Europa, la Tarjeta Sanitaria no cubre algunos de los gastos más importantes. Con IATI Seguros, además de tener una completa cobertura en gastos médicos, también cubre cancelaciones de viaje, retrasos y cancelaciones de vuelos, pérdidas y daños en el equipaje, entre otras muchas coberturas imprescindibles cuando estamos lejos de casa.

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Dos Mochilas en Ruta
Dos Mochilas en Ruta
Somos Carlos y Cristina. Dos jóvenes viajeros que en 2014 nos lanzamos a cumplir un sueño, viajar por Europa durante 7 meses. En 2017 empezamos nuestra segunda aventura, que nos ha llevado más de 2 años seguidos de viaje por Asia. 48 países y más de 300 ciudades llenan nuestras mochilas de miles de experiencias.

Consigue entradas sin colas, las mejores visitas, excursiones en español y traslados con Civitatis