Qué ver en Dresde en un día: 9 lugares imprescindibles

Qué ver en Dresde, Alemania

A medio camino entre las ciudades de Berlín y Praga, se encuentra la ciudad alemana de Dresde, la capital de Sajona y una de las ciudades más bonitas de Alemania, que cuenta con un enorme patrimonio cultural e histórico. En este artículo te enseñamos los atractivos y monumentos más importantes que ver en Dresde.

Qué ver en Dresde

A la elegante ciudad de Dresde (Dresden en alemán), situada al este del país, también se la conoce como la Florencia del Elba. Sus mayores atractivos de concentran en la Ciudad Vieja, mucho más monumental e histórica, y en la Ciudad Nueva, las dos separadas entre sí por el río Elba.

En este artículo conocerás los mejores lugares y monumentos que ver en Dresde en un día, y que por supuesto, no deberías perderte. Para tener una primera toma de contacto con la ciudad, te recomendamos hacer estos completos tours gratis en español para conocer la historia y curiosidades de Dresde.

 

1. Iglesia de Frauenkirche

Uno de los principales lugares que visitar en Dresden, y símbolo de la ciudad, es la iglesia Frauenkirche. Fue construida en estilo barroco entre los años 1726 y 1743, y por su forma recibió el nombre de “Campana de Piedra”. Al igual que todo el centro histórico, en el año 1945 sufrió graves daños a consecuencia de los bombardeos de la Segunda Guera Mundial, pero gracias a numerosas donaciones y al trabajo de profesionales que ayudaron a su reconstrucción, pudieron levantar de nuevo el icono de Dresde, utilizando fragmentos de piedra originales que pudieron recuperar. No fue hasta el año 2005 que se acabó de restaurar por completo la iglesia de Nuestra Señora. La entrada es gratuita, y actualmente se celebran misas, conciertos de órgano, visitas y subidas a la cúpula, éstas últimas sí que son de pago.

Qué ver en Dresde - La iglesia de Frauenkirche

 

2. Palacio Zwinger

Tan imprescindible como la iglesia Frauenkirche, es visitar el espectacular Palacio Zwinger de estilo barroco. Se levantó a principios del siglo XVIII por encargo de Augusto el Fuerte. Originalmente fue destinado a ser un invernadero de naranjos, aunque más adelante se alojaron valiosas obras de arte en las distintas galerías.

Actualmente es uno de los museos más famosos e importantes de toda Europa, y alberga desde la mayor colección de porcelana de Asia oriental, pagada a peso de oro en el S. XVIII, hasta cuadros de Rembrandt, Velázquez o Rubens. Se puede pasear tranquilamente por su enorme patio y ver la detallada arquitectura barroca de sus fachadas y de sus cientos de esculturas. Uno de los edificios más impresionantes que ver en Dresde, y entrar al jardín y subir a sus terrazas para contemplar las vistas es gratuito. Si quieres visitar el interior del Palacio Zwinger y sus exposiciones, sí que es necesario pagar una entrada.

Qué visitar en Dresde - Palacio Zwinger

 

3. Residenzschloss

A finales del S.XV se levantó en el antiguo lugar de una torre medieval, el palacio residencial de Dresde, antigua residencia de los electores y Reyes de Sajonia desde 1458 hasta 1918. Como el resto de edificios, quedó destruido durante la II Guerra Mundial y para su reconstrucción, se respetó la arquitectura original del Renacimiento.

Hoy en día es un museo donde se puede ver las distintas dependencias y objetos de valor, como la famosa Bóveda Verde, donde hay auténticos tesoros de los más ricos de Europa.

Qué ver en Dresde - El Palacio Residencial

 

4. Mosaico del Desfile de los Príncipes

Este enorme mosaico de 101 metros de largo, conocido como Fürstenzug, se encuentra en la calle Augustusstrasse, es el mosaico de porcelana más grande del mundo. Fue construido entre los años 1872 y 19876 por Wilhelm Walther, utilizando más de 24.000 azulejos, y representa el desfile de los Príncipes de Sajonia desde el 1127 al 1904. Milagrosamente sobrevivió a los bombardeos del febrero de 1945.

Una curiosidad, es que en todo el mosaico que tiene una superficie de 975 metros cuadrados y 101 metros de largo, hay cerca de 100 personajes, en los que solo aparece una mujer. Sin duda otra de las cosas que ver en Dresde que no puedes perderte.

Qué ver en Dresde - Fürstenzug

 

5. Terraza de Brühl, un imprescindible que ver en Dresde

A pocos pasos de la iglesia Frauenkirche, en la plaza Georg-Treu-Platz, está la Terraza de Brühl (Brühlsche Terrasse), también conocida como el “Balcón sobre el Elba”, o como dijo el famoso poeta Goethe en su época, “el balcón de Europa“, con unas magníficas vistas al río y al otro lado de la ciudad, y es que es sin duda uno de los puntos más bonitos que ver en Dresde.

En el siglo XVIII aquí se encontraban los jardines del Conde Brühl, pero desde principios del siglo XIX, esta superficie de la antigua fortificación, posiblemente la parte más antigua de la ciudad, es una plaza pública donde disfrutar de un tranquilo paseo, igual que lo hacía la alta sociedad de Europa hace más de 200 años. Sin duda, otro de los lugares más importantes que visitar en Dresden. A lo largo del paseo también está el espectacular edificio de la Academia de las Artes. Si quieres visitar este y otros muchos lugares del centro histórico, te recomendamos hacer estos tours gratis en español.

 

Otra de las cosas que hacer en Dresden es este paseo por el río Elba y disfrutar de la ciudad desde otro punto de vista. Además, otra de las curiosidades de esta ciudad es que posee la flota más grande y antigua de barcos de vapor del mundo.

Brühlsche Terrasse

 

6. Catedral de la Santísima Trinidad

En Theaterplatz está la Katholische Hofkirche, la Catedral Católica de la Santísima Trinidad, antigua iglesia de la Corte. Construida en piedra arenisca entre los años 1730 y 1755, destaca por su impresionante arquitectura de la fachada exterior con varias esculturas de santos, y con su torre de 83,5 metros de alto. En el interior alberga los sarcófagos de los Wettin, los reyes de Sajonia y otros miembros de la familia real, y una cápsula con el corazón de Augusto el Fuerte.

Qué ver en Dresde - Katholische Hofkirche

 

7. Semper Opera House​

La Semper Opera House, también conocida como Semperoper (Ópera Semper), es posiblemente la ópera más famosa de Alemania y uno de los teatros más importantes de Europa. Por aquí pasaron artistas de la talla de Richard Wagner y Strauss.

El edificio original fue construido a mediados del siglo XIX por Gottfried Semper, aunque primero sufrió un incendio en el año 1869, y años más tarde, en el 1945 fue destruido a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. El edificio de la Ópera Semper que vemos en la actualidad es del año 1985, reconstruido a imagen y semejanza del anterior, y solo por su imponente arquitectura ya es uno de los principales atractivos que ver en Dresden.

Actualmente es una de las óperas más reconocidas del mundo. La mejor manera de visitar el interior de este lujoso edificio es reservando esta entrada en español.

Semper Opera House​

 

8. Yenidze

A primera vista, el edificio Yenidze parece una enorme mezquita, pero no lo es. Aunque sí que está construida del mismo estilo, es la antigua fábrica de tabaco que se construyó en el 1907, y pretendía hacer en aquellos tiempos publicidad de los famosos cigarrillos de oriente. Actualmente, Yenidze aloja bajo la bóveda de vidrio un restaurante con muy buenas vistas a la ciudad, y donde se celebran diversos actos.

Yenidze

 

9. Grosser Garten

Otra de las visitas que hacer en Dresde en un día es ir al Grosser Garten. Se encuentra a 15 minutos de Theaterplatz, y esel parque más grande de Dresde y el pulmón de la ciudad. Se construyó en la segunda mitad del siglo XVII para que la Corte pudiera celebrar aquí sus fiestas y eventos.

Es el lugar perfecto para muchos locales para “salir” de la ciudad y adentrarse en un entorno verde y de agradables paseos. Incluso hay un pequeño ferrocarril el cual te da una vuelta por el parque. Aquí también está el Palacio Barroco más antiguo de Sajonia y el zoo de Dresde.

De camino al Gran Jardín de Dresde, se encuentra el edificio del Nuevo Ayuntamiento, que se construyó entre los años 1905 y 1910 para la administración municipal de la ciudad. Además de la ornamenta, destaca su torre de 98 metro de alto coronada por la figurada dorada de Hércules.

En la entrada al parque, encontramos la Fábrica acristalada de Volskwagen, con un edificio de aspecto futurista y el Museo alemán de la higiene, inaugurado en el año 1930.​

Qué ver en Dresde - El Gran Jardín

 

Consejos para visitar Dresde

Cómo llegar a Dresde

Si estás en Berlín puedes llegar hasta Dresde de manera muy fácil en bus o tren. Nosotros siempre hemos viajado por Alemania (y por muchos otros países de Europa) con la compañía FlixBus, con precios muy buenos y conexiones con muchísimas ciudades.

Si has encontrado vuelos baratos a Dresde, el Aeropuerto Internacional de Dresden se encuentra a 9 kilómetros del centro de la ciudad y está muy bien comunicado con el trasporte público. También puedes contratar un servicio de transfer privado, ideal si se viaja en grupo, ida y vuelta hasta tu hotel.

Si tu idea es hacer una ruta por Alemania, una buena alternativa es alquilar un vehículo para no depender de otros transportes ni horarios.

Otra buena opción es hacer una excursión desde Berlín con transporte y guía incluido.

Alojamiento en Dresde

Nos alojamos 3 noches en el Hostel Mondpalast, un albergue con dormitorios y habitaciones privadas, cocina equipada, salón y cafetería. Está situado en el barrio artístico de Neustadt, a solo 6 minutos en tranvía del centro histórico de la ciudad. Si buscas otro tipo de alojamiento o ubicación, puedes aprovechar estas ofertas. Recuerda que si reservas en Booking con la tarjeta N26 conseguirás un reembolso del 10%.

Cómo moverse en Dresde

Es muy fácil visitar la ciudad a pie, pero si solo tienes un día para ver Dresde, puedes moverte en tranvía y autobús. Pide en tu alojamiento un mapa de Dresden para conocer con más detalle lo que puedes encontrar en la ciudad y cómo llegar a sus atractivos en transporte público.

Con la Dresden Museum Card tendrás acceso gratuito al transporte público durante 2 días, además de poder entrar a los atractivos más importante de la ciudad.

Qué hacer en Dresde

Puedes reservar cualquiera de estas actividades en Dresde y disfrutar de la ciudad al máximo. Y por supuesto, no dudes en aprovechar la oportunidad de hacer este completo tour gratis en español.

 

Además, con la tarjeta Dresden City Card para beneficiarte de todas las ventajas que ofrece, tanto en transporte como en atracciones gratuitas. Si tienes más días, puedes visitar otras ciudades cercanas como Leipzig, a unos 120 kilómetros de Dresde (1h y media de trayecto).

Cuántos días para ver Dresde

Puedes conocer los lugares y monumentos más importantes que ver en Dresde en un día, aunque como siempre decimos, si puedes estar un par de días en la ciudad podrás disfrutar con mucha más tranquilidad.

Más información para viajar a Alemania:

Para disfrutar al máximo de tu viaje, lo más importante es viajar con la tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación. Recuerda que aunque viajes por Europa, la Tarjeta Sanitaria no cubre algunos de los gastos más importantes. Con IATI Seguros, además de tener una completa cobertura en gastos médicos, también cubre cancelaciones de viaje, retrasos y cancelaciones de vuelos, pérdidas y daños en el equipaje, entre otras muchas coberturas imprescindibles cuando estamos lejos de casa.

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Dos Mochilas en Ruta
Dos Mochilas en Ruta
Somos Carlos y Cristina. Dos jóvenes viajeros que en 2014 nos lanzamos a cumplir un sueño, viajar por Europa durante 7 meses. En 2017 empezamos nuestra segunda aventura, que nos ha llevado más de 2 años seguidos de viaje por Asia. 48 países y más de 300 ciudades llenan nuestras mochilas de miles de experiencias.

Consigue entradas sin colas, las mejores visitas, excursiones en español y traslados con Civitatis