9 mejores lugares que ver en Heidelberg

Qué ver en Heidelberg

En este artículo te enseñamos los mejores lugares y atractivos que ver en Heidelberg, una de las ciudades que no puede faltar en tu viaje por el sur de Alemania.

Durante nuestra ruta de más de un mes por el país, Heidelberg era una de las ciudades que teníamos apuntadas y que no nos queríamos perder. Así de después de pasar unos días en Frankfurt, nos fuimos a conocer Heidelberg, una de las ciudades más bonitas de Alemania.

Situada a orillas del río Neckar, la pequeña ciudad de Heidelberg cuenta con un precioso casco histórico a los pies de su gran castillo, hoy en día en ruinas, a consecuencia de los ataques de las tropas francesas a finales del siglo XVII que destruyeron la ciudad medieval casi en su totalidad. Reconstruida a principios del siglo XVIII, hoy podemos encontrar una ciudad realmente tranquila y acogedora. Además, en el año 1386 se estableció aquí la primera universidad de Alemania, y actualmente sigue siendo una de las más importantes, por lo que también hay un gran ambiente universitario. Estas y otras muchas cosas te las contamos a continuación, donde te enseñamos lo mejor que ver y hacer en Heidelberg.

Qué ver en Heidelberg

Aunque es una ciudad relativamente pequeña, hay varias cosas interesantes que ver y hacer en Heidelberg. Lo mejor es empezar con este tour gratis en español para conocer la historia y curiosidades de la ciudad, de la mano de un guía experto.

 

1. Ciudad Vieja de Heidelberg

La Ciudad Vieja de Heidelberg (Altstadt) es la parte más antigua de la ciudad, y es uno de esos lugares que ver en Alemania que parecen sacados de un cuento. En la década de 1690, durante la guerra contra las tropas francesas la ciudad quedó destruida, y se reconstruyó durante el siglo XVIII. Por suerte, años más tarde, fue de las pocas ciudades alemanas que no sufrió muchos daños durante la Segunda Guerra Mundial.

Haupstrasse es la calle peatonal más larga de Alemania. Esta calle es la más concurrida de la ciudad, ya que conecta el centro de la parte moderna, la plaza Bismark, con el centro de la ciudad vieja de Heidelberg, la plaza del Mercado. En total son unos 2 kilómetros de calle por los que pasear tranquilamente y donde se sitúan la gran mayoría de las tiendas, restaurantes y cervecerías. Pasear por la ciudad vieja es una de las cosas más agradables que hacer en Heidelberg.

Además, por los estrechos callejones de la Hauptstrasse también se encuentran algunos de los edificios históricos más importantes que ver en Heidelberg, así como casas señoriales barrocas del siglo XVIII, como el Palais Morass, que actualmente alberga el Museo Kurpfälzisches, y que en su interior se encuentra la mandíbula del “hombre de Heidelberg”, el hombre más viejo de Europa. Este museo también está dedicado a la historia medieval y antigua, y cuenta con una colección de esculturas y pinturas que va del siglo XV al XX. Otros atractivos son el edificio del Ayuntamiento, la Universidad, la iglesia del Espíritu Santo, o la Casa Renacentista del Caballero San Jorge (Casa Zum Ritter), un edificio renacentista del año 1592, y por supuesto las preciosas plazas de mercados. Si viajas en diciembre podrás disfrutar de su espectacular ambiente con el Mercado de Navidad de Heidelberg.

2. Castillo de Heidelberg

Situado en una colina a 80 metros de altura sobre la Ciudad Vieja, se levanta el Castillo de Heidelberg, un gran complejo residencial que se empezó a construir en el siglo XIII, y ampliado en los siglos posteriores para los gobernantes imperiales de la ciudad. Se trata de un castillo de estilo gótico, aunque actualmente poco queda de lo que llegó a ser, ya que está en ruinas casi en su totalidad, a consecuencia de los distintos saqueos y guerras que ha sufrido, como la guerra de los Treinta Años y la guerra de 1689 contra Francia.

Después de su reconstrucción en el siglo XVI, el castillo se convirtió en uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista alemana. Algunas de sus estancias fueron renovadas en el siglo XIX, y se puede acceder haciendo una visita guiada, para conocer algunos de sus lugares más destacados, como el antiguo Museo de la Farmacia, donde se pueden ver cientos de instrumentos que utilizaban en la antigüedad en las farmacias, o el barril de vino más grande del mundo que data del año 1751, además de diversas salas góticas del siglo XVI. Si solo quieres pasear por sus jardines puedes hacerlo de manera gratuita, y podrás aprovechar para disfrutar de las mejores vistas panorámicas del casco antiguo de Heidelberg y del río Nekar.

El Castillo de Heidelberg es el icono de la ciudad, y uno de los castillos más impresionantes y famosos que ver en Alemania. En la actualidad, en este lugar se celebran diversos festivales y eventos, así como obras de teatro, conciertos y espectáculos. Al castillo se puede llegar caminando en unos 15 minutos desde el centro de la ciudad vieja, o en el funicular que sale desde Kornmarkt.

3. Plaza del Mercado de Heidelberg

En el centro histórico de Heidelberg se encuentra la plaza del Mercado (Marktplatz), uno de los puntos con más actividad de la ciudad desde la época medieval. Aquí se encuentran algunos de los edificios más importantes como el Ayuntamiento, la iglesia del Espíritu Santo (Heiliggeistkirche) y la Casa del Caballero, conocida como Casa Zum Ritter, un edificio de piedra construido en el año 1592 y de los pocos que quedan en pie después de la destrucción que hubo en la ciudad en el año 1622. En el centro de la misma plaza se levanta la fuente barroca de Hércules (Herkulesbrunnen), construida a principios del siglo XVIII. En épocas pasadas, este mismo lugar donde hoy en día se celebra el mercado, fue también escenario de ejecuciones públicas.

4. Iglesia del Espíritu Santo

En la Plaza del Mercado se encuentra la iglesia más importante que visitar en Heidelberg, la Heiliggeistkirche, o iglesia del Espíritu Santo, la más antigua de la ciudad. Fue construida entre los años 1400 y 1441 en estilo gótico, sobre una basílica románica anterior, y su destacada cúpula es uno de los elementos más emblemáticos de Heidelberg.

El campanario barroco se levantó años más tarde, después de un incendio en el 1709. Es posible subir los más de 200 escalones hasta la parte superior de la torre para contemplar las vistas de toda la ciudad. Como curiosidad, uno de los hechos que hace única esta iglesia, es que fue utilizada al mismo tiempo tanto por católicos como por protestantes.

5. Puente Viejo de Heidelberg

Otra de las cosas que hacer en Heidelberg es cruzar el río Neckar por el Puente Viejo (Alte Brücke). También es conocido como el Puente de Carlos Teodoro, y fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII por orden de dicho príncipe. El primer puente que hubo aquí data de finales del siglo XIII y estaba construido en madera. El puente de nueve arcos y arenisca roja que podemos ver a día de hoy, reconstruido después de la Segunda Guerra Mundial, es el quinto que se construye en el mismo lugar, y conecta el casco antiguo de Heidelberg con el distrito de Neuenheim y la parte montañosa donde se encuentra el conocido Paseo de los Filósofos. En puente también cuenta con dos réplicas de las estatuas del príncipe Carlos Teodoro y de la diosa romana Minerva, las originales se encuentran en el Museo Kurpfälzisches.

En el acceso al puente por la parte del casco antiguo destaca la Brückentor, una gran puerta con dos torres que en su día fue parte de las fortificaciones medievales de Heidelberg. Justo al lado de esta puerta se encuentra la curiosa escultura del mono de bronce sosteniendo un espejo. Aunque esta escultura data del año 1979, desde el siglo XV siempre ha habido una escultura de un mono en este lugar. Algunas de las cosas que cuenta la leyenda sobre el mono de Heidelberg, es que si frotas el espejo te traerá riqueza, si le tocas los dedos te aseguras volver a la ciudad, y si tocas el ratón te ayudará a tener niños.

6. Camino de los Filósofos

Otra de las cosas que hacer en Heidelberg, es cruzar al otro lado del Puente Viejo, para llegar hasta el conocido Camino de los Filósofos (Philosophenweg). Este pequeño sendero ha servido de inspiración durante siglos a los grandes poetas y filósofos de la universidad, gracias a las maravillosas vistas que se pueden contemplar de la ciudad vieja de Heidelberg, con el río Nekar y el castillo de fondo.

7. Heiligenberg

Si dispones de más tiempo, puedes continuar con tu paseo a lo largo de Heiligenberg o Montaña de los Santos, una colina que se eleva a más de 400 metros. Además de disfrutar de unas preciosas vistas panorámicas, también podrás ver el Thingstätte, un enorme anfiteatro romano al aire libre construido durante la época nazi, y las ruinas del monasterio medieval de San Miguel (Michaelskloster) del siglo XI.

8. Universidad de Heidelberg

Fundada en 1386, la Universidad de Heidelberg es la universidad más antigua de Alemania, y una de las universidades en funcionamiento más antiguas del mundo, además de una de las más prestigiosas.

El antiguo edificio de la universidad data de principios del siglo XVIII, y uno de los lugares más curiosos es la famosa prisión de estudiantes (StudentenKarzer), situada en la parte trasera de la universidad, y donde entre 1778 y 1914 encerraban a los estudiantes que no cumplían con sus obligaciones o cometían faltas menores. Todavía se conservan los grafitis y dibujos que los estudiantes pintaban en sus paredes. Sin duda una de las visitas más curiosas que hacer en Heidelberg.

Justo al lado está la Universidad Nueva, construida entre los años 1928 y 1931. En su patio interior se levanta la Hexenturn, una antigua torre que formaba parte de las fortificaciones de la ciudad en el siglo XIII. A pocos metros, cerca de la iglesia de San Pedro (Peterskirche), también está la Biblioteca de la Universidad, construida entre 1901 y 1905. Es una de las bibliotecas más grandes de Alemania, y cuenta con más de 2 millones de volúmenes, además de valiosos manuscritos que datan del siglo XIV.

9. Kornmarkt

A escasos metros de la Plaza del Mercado encontramos la Kornmarkt, otra de las bonitas plazas que ver en Heidelberg. En la época medieval, aquí se celebraba el mercado del grano, aunque en el siglo XVI tuvo lugar un hospital, del que todavía a día de hoy se pueden ver las marcas de su capilla en el suelo. La estatua de la Virgen María que hay en el centro de la plaza fue construida por los jesuitas en el año 1718. Desde este punto también hay unas buenas al castillo de Heidelberg.

Mapa de qué ver en Heidelberg

En este mapa tienes señalados los mejores lugares y atractivos que ver en Heidelberg en un día o dos.

 

Consejos para visitar Heidelberg

Cómo llegar a Heidelberg

Nosotros llegamos a Heidelberg en autobús desde Frankfurt, en un trayecto de poco más de 1 hora y pagando 5€ por persona el billete. También es posible ir en tren, pero el precio es mucho más caro, y por solo 1 hora de trayecto, no vale la pena.

Es posible llegar a Heidelberg desde otras muchas ciudades de Alemania, ya que las conexiones son muy buenas desde cualquier punto del país.

Cuántos días para visitar Heidelberg

Cómo ya hemos comentado antes, es una ciudad pequeña, pero con varios lugares interesantes. Creemos que es suficiente conocer lo más importante que ver en Heidelberg en dos días.

Alojamiento en Heidelberg

Fuera del casco antiguo de Heidelberg encontrarás una mayor oferta hotelera y más económica, que no en el mismo casco antiguo. Nosotros estuvimos dos noches en el Steffi’s Hostel, a escasos metros de la estación de buses y trenes de Heidelberg. Para dormir al mejor precio, no dudes en aprovecharte de estas ofertas.

Más información para viajar a Alemania:

Si te ha gustado este artículo sobre 9 mejores lugares que ver en Heidelberg, y estás buscando más información para viajar a Alemania, no te pierdas estos posts que también te ayudarán a preparar tu viaje:

Para disfrutar al máximo de tu viaje, lo más importante es viajar con la tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación. Recuerda que aunque viajes por Europa, la Tarjeta Sanitaria no cubre algunos de los gastos más importantes. Con IATI Seguros, además de tener una completa cobertura en gastos médicos, también cubre cancelaciones de viaje, retrasos y cancelaciones de vuelos, pérdidas y daños en el equipaje, entre otras muchas coberturas imprescindibles cuando estamos lejos de casa.

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Dos Mochilas en Ruta
Dos Mochilas en Ruta
Somos Carlos y Cristina. Dos jóvenes viajeros que en 2014 nos lanzamos a cumplir un sueño, viajar por Europa durante 7 meses. En 2017 empezamos nuestra segunda aventura, que nos ha llevado más de 2 años seguidos de viaje por Asia. 48 países y más de 300 ciudades llenan nuestras mochilas de miles de experiencias.

Consigue entradas sin colas, las mejores visitas, excursiones en español y traslados con Civitatis