Andorra, el pequeño paraíso de los Pirineos

Naturaleza, termas, shopping, gastronomía, esquí, deportes de aventura… todo esto y más se puede encontrar en Andorra, ese pequeño país de los Pirineos que enamora cada año a miles de visitantes.

Andorra se ha convertido en un destino muy apreciado en cualquier época del año. Es un referente para los esquiadores en los meses de invierno, pero atrapa también fuera de temporada con su imponente patrimonio natural. Son 450 km cuadrados repletos de bosques, lagos, valles y montañas, con 3 parques naturales que ocupan prácticamente la totalidad del territorio.

Disfrutar de unos días en Andorra está ahora al alcance de todos los bolsillos. Con las ofertas de viajes únicas en Buscounchollo.com puedes encontrar alojamiento a muy buen precio y la oferta es amplísima. Hoteles, apartamentos, establecimientos rurales… hay de todo y para todos los gustos. Solo es cuestión de localizar el emplazamiento más conveniente y elegir.

Pero, ¿qué podemos hacer en Andorra? Las posibilidades son amplias, pero vamos a ayudaros a elegir. Aquí van algunas propuestas.

Termoludismo

El término termoludismo hace referencia a aquel tipo de actividad que combina los beneficios de las aguas termales con el ocio y la diversión. Y en eso, Andorra destaca por encima de otros países. El principado dispone del centro termolúdico de montaña más grande de Europa: nos referimos a Caldea.

Caldea se ha convertido en uno de los símbolos del Principado de Andorra. Su curiosa estructura, de diseño futurista, aparece en todos los catálogos promocionales del país y es un reclamo para el turismo local y extranjero.

Las instalaciones de Caldea cuentan con todo lo que se puede desear para disfrutar de unas horas en familia o en pareja: piscinas, jacuzzis, saunas, camas de burbujas, zonas infantiles… todo inmerso en un espectáculo de luz y color. Y los que prefieran un ambiente más tranquilo y selecto tienen a su disposición la zona Inúu Wellness, un espacio VIP con áreas privadas, gimnasio, cabinas para terapias y lagunas interiores.

En la web Buscounchollo.com podéis encontrar múltiples ofertas que incluyen alojamiento y entrada a Caldea. Vale la pena echarles un vistazo porque el ahorro es considerable.

Valles y montañas

Los aficionados al senderismo no sabrán por dónde empezar en su visita a Andorra. Sus tres parques naturales están repletos de senderos y rutas que llevan hasta lo más alto y permiten conocer de primera mano la flora y fauna de esta zona de los Pirineos.

  • Parque Natural Madriu-Perafita-Claror: es el más extenso de Andorra y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en la categoría de Paisaje Cultural. Ocupa 400.000 hectáreas y se extiende a lo largo de 4 parroquias o zonas administrativas del principado: Andorra la Vella, Encamp, Escaldes-Engordany y Sant Julià de Lòria. El parque alberga una extensa colección de fauna y flora característica de la zona y conserva antiguas construcciones utilizadas por los pastores.
  • Parque Natural de les Valls de Comapedrossa: está ubicado en la comarca de la Massana y alberga el pico más alto de Andorra, de casi 3.000 metros. En la zona habitan especies protegidas, como el águila real, la lagartija pallaresa o el pájaro quebrantahuesos.
  • Parque Natural de la Vall de Sorteny: se ubica en el parroquia de Ordino, siguiendo el curso del río Sorteny. Allí habitan el rebeco y el tritón pirenaico y cuenta con un jardín botánico propio.

Andorra posee dos grandes zonas esquiables creadas a partir de la unión de diferentes estaciones: se trata de Grandvalira y Vallnord. Al margen del senderismo y el esquí, el principado ofrece una amplia oferta de actividades de aventura, como barranquismo, puentingrafting o rutas en quad.

Pueblos de piedra y tejados de pizarra

El Principado de Andorra está salpicado de pequeños núcleos urbanos construidos con la arquitectura típica de zona. Son pueblecitos de piedra con tejado de pizarra, que ayudan a soportar las bajas temperaturas del invierno. Algunas de esta poblaciones no llegan a los 100 habitantes.

Prat, Les Bons, Llor o Pal forman parte de este conjunto rural pintoresco. Otras población destacada es Ordino, a tan solo 10 km de Andorra la Vella, y que acoge el curioso museo de la miniatura.

En muchas de estas poblaciones se pueden degustar las típicas creaciones culinarias de la cocina andorrana, en la que predominan los quesos, las carnes de caza y los productos derivados del cerdo. Andorra es también tierra de vinos. Allí crecen unas vides adaptadas al clima frio que proporcionan unos vinos de excelente calidad.

De compras por Andorra la Vella

El principado ha sido y sigue siendo lugar un destino predilecto para el turismo de compras. Su especial régimen tributario hace que los precios de algunos productos sean algo más bajos que en España, aunque en los últimos tiempos la diferencia no es demasiado apreciable.

Las zonas de shopping por excelencia son la calle Meritxell y la Avinguda Carlemany, en Andorra la Vella, donde se concentran cientos de establecimientos de ropa y perfumes de las mejores marcas.

 

ARTÍCULOS RELACCIONADOS:
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad