Cómo ir de Viena a Budapest

5/5 - (2 votos)

Si estás en Viena y quieres conocer otra de las ciudades más espectaculares de Europa como es la capital de Hungría, no te pierdas este artículo donde te explico con detalle cómo ir de Viena a Budapest, o en caso de hacer el viaje a la inversa, cómo ir de Budapest a Viena.

Vamos a ver las opciones más rápidas, más cómodas y más económicas, y sobre todo, cuánto cuesta ir de Viena a Budapest con cada una de ellas.

 

Cómo ir de Viena a Budapest

El centro histórico de Viena, la capital de Austria, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2001, y unos años atrás, en 1987, Budapest, la capital de Hungría, también se incluía en esta selecta lista de la UNESCO. Dos auténticas joyas de la Europa Central separadas a tan poca distancia, que hace que sea casi obligado combinarlas en un mismo viaje.

La distancia entre Viena y Budapest es de 215 kilómetros en tren y de unos 240 kilómetros por carretera y, junto con Praga, es sin lugar a duda uno de los trayectos más populares dentro de los países del centro de Europa. De hecho, las tres ciudades están consideradas de las capitales más bonitas de Europa, y forman la conocida Ruta de las Capitales Imperiales.

Vamos ya a ver con detalle las opciones que tenemos para llegar a Budapest desde Viena.

¡Empezamos!

 

1. Tren de Viena a Budapest, la opción más rápida y cómoda

Si buscas comodidad y rapidez, ir de Viena a Budapest en tren es la mejor opción. El viaje en tren entre la capital de Austria y la capital de Hungría es de unas 2 horas y 40 minutos si viajas en el tren rápido que hace el trayecto sin paradas.

La compañía Railjet, operada por ÖBB, cuenta con trenes de alta velocidad que hacen el trayecto directo, mientras que los trenes regionales, más económicos, hacen un par de paradas a lo largo del viaje, en Sopron y Györ, antes de llegar a Budapest.

Horarios y precio tren Viena Budapest

Hay unos 20 trenes saliendo a lo largo del día desde la estación Wien Hauptbahnhof, la estación central de Viena, y llegan a la estación de Budapest Kelenföld o Budapest Keleti. El primer tren de Viena a Budapest sale a las 04:45h de la mañana, mientras que el último sale a las 23:05h de la noche.

Puedes consultar los horarios y precios en la web de Omio donde puedes encontrar billetes a partir de 20€ si lo haces con antelación. Si los compras el día antes o incluso el mismo día directamente en las taquillas de la estación, te costarán entre 40€ y 50€.

Cómo ir de Viena a Budapest
El tren es una de las mejores opciones para ir de Viena a Budapest

 

2. Autobús, la opción más económica para ir de Viena a Budapest

Una alternativa más económica que el tren, es llegar a Budapest desde Viena en autobús.

La distancia de Viena a Budapest por carretera es de unos 240 kilómetros, y la compañía que cubre este trayecto es la ya conocida FlixBus, una empresa con cientos de rutas por toda Europa con muy buena relación calidad-precio y con Wifi a bordo.

También cuenta con numerosas salidas a lo largo del día, con frecuencias a cada hora, saliendo el primer bus a las 04:15h de la mañana y el último a las 23:45h de la noche.

El viaje de Viena a Budapest en autobús es directo y dura unas 3 horas aproximadamente. Salen desde las estaciones de Viena Hbf y Viena Erdberg y llegan a las estaciones de Budapest Kelenföld y Budapest Népliget.

Reservando con tiempo de antelación y según las plazas disponibles, puedes encontrar billetes a partir de 8€. Si reservas de un día para otro, o incluso el mismo día, los puedes encontrar por 15€ – 20€.

La compañía RegioJet también tiene algunas salidas, pero muy pocas comparado con FlixBus, y además hacen una parada de casi 3 horas en Bratislava (Eslovaquia), por lo que el viaje dura hasta 6 y 7 horas. Teniendo la opción de FlixBus, RegioJet queda descartada.

Te aconsejo que consultes todos los horarios y precios actualizados en la web de FlixBus, o directamente en el buscador que te dejo a continuación, y que reserves con antelación para asegurarte el mejor precio.

 

Powered by 12Go system

 

3. Excursión de Viena a Budapest en un día

Si ya conoces los lugares y atractivos más importantes que ver en Viena y te sobra algún día, o simplemente tienes la capital de Austria como ciudad base y quieres visitar Budapest en un día, tienes la posibilidad de reservar esta completa excursión de Viena a Budapest.

Gracias a su proximidad es una de las excursiones más demandadas por muchos viajeros que, ya que están tan cerca, quieren aprovechar la oportunidad para conocer una de las capitales más bonitas de Europa, como es Budapest.

Con esta excursión a Budapest de 12 horas tienes incluido el transporte ida y vuelta con recogida en tu hotel, por lo que no tendrás que preocuparte de gestionar el transporte por tu cuenta. Además, también te incluye un guía en español que te acompañará y te irá explicando con detalle todo acerca de la preciosa capital de Hungría.

Lo ideal sería poder dedicarle a la ciudad dos o tres días, pero si no dispones de ese tiempo, esta excursión es una forma rápida pero completa de visitar Budapest en un día, conociendo sus atractivos y monumentos más importantes.

Tienes toda la información a continuación:

En caso de que estés en Budapest y quieras visitar Viena en un día, también tienes la posibilidad de reservar esta excursión.

 

4. Alquilar un vehículo

Como ya comenté en el artículo donde te explicaba cómo ir de Praga a Viena, solo te recomendaría esta opción en caso de querer hacer una ruta por Europa central, conociendo varias ciudades de distintos países, por ejemplo recorrer República Checa, Austria y Hungría por tu cuenta, y así no tener que depender de los horarios de los trenes o autobuses.

El trayecto en coche para cubrir los 240 kilómetros de distancia entre Viena y Budapest es de poco más de 2 horas.

De todas formas, aunque está muy bien hacerlo por libre sin tener que depender de otros transportes, considero que es una opción cara si es un viaje que va a hacer solo una persona. En cambio si sois 3 o 4 personas puede ser una opción interesante a tener en cuenta.

 

4. Avión, opción menos conveniente

No vale la pena. Ir en avión de Viena a Budapest no solo te va a salir más caro, si no que además entre los traslados hasta y desde los aeropuertos, y los tiempos de espera, te va a llevar mucho más tiempo ir de una ciudad a otra.

Si por cualquier motivo acabas eligiendo esta opción, aquí te dejo estos artículos que podrían interesarte:

 

Conclusión y recomendaciones: 

Si buscas rapidez y comodidad, viajar de Viena a Budapest en tren es la mejor opción. En cambio si quieres viajar barato y no te importa tardar un poco más en llegar a tu destino, sin duda alguna el autobús será tu mejor elección.

¿Estás en Viena y quieres aprovechar para conocer lo mejor de Budapest en 1 día y además sin complicarte con los transportes? Entonces no te pierdas esta completa excursión en español, la opción ideal si dispones de poco tiempo.

Ahora que ya sabes cómo ir de Viena a Budapest, o en su defecto, cómo ir de Budapest a Viena, no te pierdas estos otros artículos que seguro te serán útiles para seguir preparando tu viaje:

 

Seguro de viaje para viajar por Europa

Si vas a viajar uno o varios países de Europa no te olvides de contratar el mejor seguro de viajes para tener la absoluta tranquilidad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación e imprevisto, ya sea por necesidad médica, robos o daños en el equipaje, cancelación o retraso de vuelos, etc.

Los que viajamos sabemos que estar cubiertos en cualquier parte del mundo es tan básico como necesario. Es por eso que al ser lector de mi Blog de viajes, tienes este descuento directo del 5% en la modalidad de seguro que mejor se adapte a tu viaje y con las mejores coberturas para que disfrutes con total tranquilidad:
Seguro de Viajes Iati

 

 

ARTÍCULOS RELACCIONADOS: ARTÍCULOS RELACCIONADOS:
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad