Mejores excursiones desde Viena: ¡12 lugares increíbles!

5/5 - (2 votos)

Que Viena es una de las ciudades más bonitas de Europa y más visitadas, nadie tiene duda, pero además de su elegante y espectacular capital, Austria cuenta con otras muchas ciudades y lugares históricos interesantes que valen la pena conocer. Si dispones de varios días para hacer una ruta por el país, no te pierdas este artículo donde te enseño las mejores excursiones desde Viena para que aproveches y disfrutes de tu viaje al máximo.

 

Mejores excursiones desde Viena

Si ya conoces el centro histórico, parques y palacios de la preciosa capital de Austria, y quieres visitar otros lugares del país, tienes la opción de alquilar un coche e ir moviéndote de ciudad en ciudad, u otra bastante más cómoda que es hacer base en Viena, y desde aquí ir haciendo excursiones de un día con la ventaja de no tener que estar cambiando de hotel ni ir de un lado a otro cargando con el equipaje.

Si eliges esta opción, lo mejor es que a muy poca distancia vas a poder conocer desde increíbles parajes naturales como el Valle del Danubio, los preciosos Bosques de Viena o históricos lugares como la Abadía de Melk y el Monasterio de Klosterneuburg, hasta preciosas ciudades austriacas como Salzburgo, Graz, o el increíble pueblo de Hallstatt, considerado uno de los más bonitos del mundo.

Además, si dispones de tiempo no solo vas a conocer algunos de los mejores lugares que ver en Austria, sino que gracias a su ubicación en el centro de Europa y a la buena conexión de transportes, también vas a poder cambiar de país por un día y viajar hasta las capitales de República Checa, Hungría y Eslovaquia.

Tengas el tiempo que tengas, aquí te dejo las mejores excursiones desde Viena en un día para que puedas organizar tu viaje a tu gusto.

¡Empezamos!

 

1. Salzburgo, una de las mejores excursiones desde Viena

Excursión a Salzburgo desde Viena, Austria
Excursión a Salzburgo desde Viena, Austria

La histórica Salzburgo, situada a muy pocos kilómetros de la frontera con Alemania, es una de las ciudades más bonitas de Austria y de Europa.

A orillas del río Salzach y rodeada de montañas de los Alpes austríacos, Salzburgo cuenta con un precioso casco antiguo medieval fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La ciudad cuenta con históricos edificios de elegante arquitectura barroca, como su Catedral del siglo XVII, además de otras iglesias renacentistas, bonitas plazas como Residenzplatz y su monumental fuente de mármol, y palacios, como el Palacio de Mirabell y sus cuidados jardines del siglo XVII, donde se rodaron algunas escenas de la película Sonrisas y Lágrimas.

Salzburgo también es conocida por su relación con la música, y es que aquí nació el famoso compositor Wolfgang Amadeus Mozart. Su casa natal es hoy en día un museo donde podrás conocer acerca de la vida y obra del artista.

Otra de las cosas que hacer en Salzburgo es subir al impresionante Castillo de Hohensalzburg. Esta fortaleza que tiene más de 900 años de historia domina el centro histórico y desde aquí hay unas estupendas vistas panorámicas de toda la ciudad.

Sin lugar a dudas, Salzburgo es una de las mejores ciudades que visitar en Austria.

 

Cómo ir de Viena a Salzburgo:

Para llegar a Salzburgo desde Viena por tu cuenta, la mejor opción es ir en tren, ya que es uno de los trayectos más frecuentes dentro del país y hay trenes saliendo a lo largo del día. El viaje es de unas 2 horas y media.

Otra opción muy interesante y muy cómoda para no preocuparte de nada ni estar pendiente de los transportes, es esta completa excursión a Salzburgo desde Viena, con la que también verás los lagos Fuschlsee y Wolfgangsee. Incluye el transporte de ida y vuelta y un guía en español que te explicará con todo detalle la historia, curiosidades y mejores lugares que ver en Salzburgo:

2. Hallstatt, uno de los lugares más bonitos que ver en Austria

Excursión de Viena a Hallstatt, Austria
Visitar Hallstatt desde Viena, una de las mejores excursiones que hacer en Austria

Aunque no es de los destinos más cercanos a Viena, si quieres conocer uno de los lugares más bonitos que visitar en Austria tienes que ir sin ninguna duda a Hallstatt, en la región de Salzkammergut.

Este precioso pueblo, situado a los pies del lago Hallstätter See y rodeado por los espectaculares Alpes austriacos, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Hallstatt cuenta con más de 700 años de historia y paseando por sus encantadoras callejuelas podrás ver las tradicionales y coloridas casas alpinas del siglo XVI, además de la Plaza del Mercado y la emblemática iglesia evangelista, que sale en todas y cada una de las fotografías de Hallstatt. Cerca de la iglesia se encuentra la Capilla de San Miguel, que alberga un osario con más de mil cráneos pintados a mano.

Otro de los lugares más interesantes que ver en Hallstatt en un día es la Salzwelten Hallstatt, la mina de sal más antigua del mundo. Está a solo 10 minutos caminando del casco antiguo y cuenta también con un lago salado subterráneo.

Subir en funicular hasta el mirador Skywalk para disfrutar de las inolvidables panorámicas y ver las cascadas Waldbachstrub y su impresionante salto de agua de 90 metros de altura. es otra de las cosas que hacer en Hallstatt.

 

Cómo ir de Viena a Hallstatt:

Si estás haciendo una ruta por Austria y no quieres alquilar un coche, la mejor opción para llegar a Hallstatt desde Viena es reservar una excursión, ya que te saldrá mucho más a cuenta por comodidad y precio. Aún así, si dispones de tiempo y quieres ir por libre en transporte público, tendrás que tomar un tren desde Viena hasta la estación de Attnang-Puchheim, y allí otro tren hasta Hallstatt Bahnhof. En total serán unas 4 horas de trayecto.

Aquí puedes consultar todos los horarios y precios del tren y reservarlo con tiempo para que te salga más económico. Una forma mucho más sencilla es ir de Salzburgo a Hallstatt, ya que están situadas a poco más de 70 kilómetros una de la otra.

Si quieres pasar alguna noche en Hallstatt, también te recomiendo que reserves tu alojamiento con antelación aprovechando estas ofertas con cancelación gratis.

Al estar a 300 kilómetros de distancia, sin ninguna duda la opción más cómoda y rápida para no complicarse con los transportes públicos y aprovechar el tiempo al máximo es hacer esta completa excursión a Hallstatt desde Viena. Además del transporte ida y vuelta, y un guía que te explicará con detalle la historia de este lugar, si haces la excursión en verano también podrás hacer un paseo en barco por el lago Hallstätter See.

3. Valle de Wachau y la abadía de Melk

Excursión a los Valles del Danubio y Wachau, Austria
Excursión a los Valles del Danubio y Wachau, Austria

Otro de los lugares que visitar en Austria más populares es el Valle de Wachau, también llamado Valle del Danubio, y situado a 1 hora del centro de Viena. Se trata de uno de los destinos más visitados tanto por los propios locales como por turistas que visitan el país.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Valle de Wachau se extiende unos 40 kilómetros a lo largo del Danubio, y además de destacar por su historia, pintorescos paisajes naturales, castillos, monasterios y viñedos que producen algunos de los mejores vinos de Austria, también se encuentran las pequeñas ciudades de Melk y Krems, dos lugares muy interesantes que ver cerca de Viena.

El principal atractivo que ver en Melk es su impresionante abadía benedictina, situada en lo alto de una colina con espectaculares vistas del río y de todo el valle. Aunque la estructura actual de este monasterio barroco es de principios del siglo XVIII, originalmente se construyó como castillo en el siglo XI. El complejo de la Abadía de Melk está formado por la iglesia de San Pedro y San Pablo con interesantes frescos barrocos, preciosos jardines, un museo y una biblioteca que alberga más de 100.000 libros y manuscritos de la época medieval.

Entre las ciudades de Melk y Krems an der Donau también podrás visitar otros atractivos, como el Castillo de Schallaburg, las ruinas del Castillo de Aggstein, el pequeño pueblo de Spitz, las ruinas del Castillo de Dürnstein, y la abadía de Göttweig. Todo esto hace que la región de Wachau sea uno de los destinos más completos de Austria y una de las mejores excursiones desde Viena en un día.

 

Cómo ir de Viena al Valle de Wachau:

Si quieres ir por tu cuenta, puedes tomar un bus o tren de Viena a Melk que te llevará poco más de 1 hora. Una vez aquí, la única forma que tendrás para moverte por el valle del Danubio es con los autobuses locales. Como ya te he comentado antes, si estás haciendo una ruta por Austria de varios días, contempla si te sale a cuenta alquilar un coche para moverte libremente sin depender de los transportes.

Si solo tienes un día, la opción más fácil y cómoda para visitar los lugares más importantes y aprovechar al máximo tu viaje sin preocupaciones, es con esta excursión por los valles del Danubio y Wachau en español, que además del transporte y guía, también incluye la entrada a la Abadía de Melk y un paseo en barco por el Danubio.

4. Bosques de Viena

Abadía de Heiligenkreuz, Viena
Abadía de Heiligenkreuz, uno de los lugares que ver en los Bosques de Viena, Austria

Si además de conocer ciudades te gusta rodearte de naturaleza, a tan solo 40 kilómetros al sur de la capital austríaca se encuentran los famosos Bosques de Viena. Esta preciosa zona de la Baja Austria, que abarca hasta 1000 kilómetros cuadrados, está formada por montañas alpinas, lagos y ríos, y fue declarada Reserva de la Biosfera en el año 2006 con el objetivo de proteger su biodiversidad.

Además de su maravilloso y extenso entorno natural, con numerosos senderos para hacer diferentes excursiones, en los Bosques de Viena también encontrarás interesantes lugares históricos. Uno de los más conocidos es la Abadía de Heiligenkreuz, el monasterio cisterciense más antiguo del mundo. Ocupado desde el año 1133, en su claustro medieval alberga las tumbas de los últimos miembros de la Dinastía Babenberg.

A unos 4 kilómetros de la abadía  se encuentra el Convento de Mayerling, un antiguo pabellón de caza imperial ligado a los Habsburgo, una de las dinastías más influyentes de Europa.

Otro de los lugares interesantes que ver cerca de Viena es el lago Seegrotte, situado en la localidad de Hinterbrühl. Se trata del lago subterráneo más grande de Europa, y además podrás dar un paseo en barco por el interior de sus cavernas y pasadizos.

También dentro de la gran extensión de los Bosques de Viena está la colina Kahlenberg, un lugar muy frecuentado por los locales para desconectar del centro de la capital. Este lugar ofrece increíbles vistas panorámicas del valle del Danubio y de la región de Schneeberg.

 

Cómo llegar a los Bosques de Viena:

Aunque los Bosques de Viena se encuentran a poca distancia del centro de la capital, si no dispones de vehículo para desplazarte libremente por los mejores lugares, mi recomendación es que te decantes por esta excursión a los Bosques de Viena en español, con la que además del transporte y guía en español, también te incluye la entrada al lago Hinterbrühl y la Abadía de Heiligenkreuz:

5. Baden bei Wien, otro de los lugares que ver cerca de Viena

A unos 30 kilómetros al sur de Viena se encuentra Baden bei Wien, una ciudad que tiene sus orígenes en la época romana y que es famosa por albergar los balnearios más antiguos de Austria.

Conocida en su momento como el “Balneario de los emperadores” por ser el lugar favorito donde veraneaba la realeza austriaca, también fueron muchos de los compositores más famosos, como Beethoven, los que venían a esta ciudad atraídos por las aguas terapéuticas de sus fuentes termales.

Además de relajarte en las calientes aguas de sus balnearios, paseando por el centro de la ciudad podrás contemplar la arquitectura de sus edificios del siglo XIX, como la Casa-museo de Beethoven, donde precisamente el artista terminó su Novena Sinfonía, la Columna de la Peste de principios del siglo XVIII, el espectacular edificio del Casino Baden, y el jardín de rosas más grande de Austria.

Otro de los lugares más bonitos que ver en Baden bei Wien que no puedes perderte es el Spa Kurpark, un enorme parque con varios monumentos como el Templo de Beethoven y que ofrece unas bonitas vistas de la ciudad.

 

Cómo ir de Viena a Baden:

Para llegar a Baden bei Wien desde Viena en transporte público puedes hacerlo con alguno de los trenes que salen de forma frecuente. El trayecto hasta la estación de Baden bei Wien es de unos 30 minutos.

 

6. Abadía de Klosterneuburg

A solo 15 kilómetros del centro de Viena se encuentra la pequeña localidad de Klosterneuburg, famosa por su antigua abadía agustina fundada a principios del siglo XII por Leopoldo III de Babenberg, quien más tarde se convertiría en el santo patrón de Austria.

El Monasterio de Klosterneuburg ha servido de residencia de varias dinastías imperiales, y en el siglo XVIII fue ampliado para servir de residencia al emperador Carlos VI de Austria. El complejo también cuenta con una iglesia, claustros y capillas.

Visitando el Monasterio de Klosterneuburg podrás ver sus magníficos salones, como el Salón de Mármol decorado con bonitos frescos, la Sala de Tapices, el Apartamento Imperial, la Cámara del Tesoro que alberga la corona del Archiducado de Austria de principios del siglo XVII, y el Museo del Monasterio con numerosas esculturas, pinturas y otras obras de arte religioso.

Uno de los tesoros más destacados de la Abadía de Klosterneuburg es el Altar de Verdún del año 1181, una de las obras más importantes de la Edad Media. Se encuentra en la Capilla de San Leopoldo y se trata de un retablo dividido en tres partes, compuesto por 51 paneles dorados de cobre que representan distintas escenas de la Biblia.

El complejo de la abadía también cuenta con una bodega barroca a 36 metros de profundidad, considerada la más antigua del país. Para ir de Viena a Klosterneuburg puedes hacerlo fácilmente en autobús o tren.

 

7. Campo de concentración de Mauthausen

A unas 2 horas y media de Viena se encuentra el Campo de concentración de Mauthausen, uno de los campos de exterminio más grandes que el Tercer Reich llevó a cabo durante la Segunda Guerra Mundial. Entre 1938 y 1945, unos 200.000 presos de diferentes partes de Europa fueron deportados y encerrados en este campo, de los cuales más de la mitad fueron asesinados.

Visitando el Campo de concentración de Mauthausen podrás ver los barracones donde dormían, la cantera de Wiener-Graben, las famosas escaleras de la muerte que hacían subir a los presos varias veces al día cargados con enormes bloques de piedra, los cuarteles de las SS y la cámara de gas, además del Museo de Mauthausen que conmemora a las miles de víctimas que murieron a manos de los nazis.

Una de las mejores formas de conocer este histórico lugar y cómo fue la vida de los miles de presos hasta la liberación del campo en mayo de 1945, es con esta completa excursión al Campo de concentración de Mauthausen desde Viena. Además del transporte de ida y vuelta, también incluye la entrada al campo y una audioguía en español para que no te pierdas detalle de nada.

8. Linz, la ciudad a orillas del Danubio

Linz, Austria
Linz, Austria

A unos 180 kilómetros de Viena y también a orillas del río Danubio se encuentra Linz, otra de las ciudades que ver en Austria más interesantes. La capital de la Alta Austria y la tercera ciudad más grande del país, cuenta con importantes atractivos e históricos monumentos.

En pleno centro de la ciudad se encuentra la Hauptplatz, considerada una de las plazas cerradas más grandes de Europa. La plaza está rodeada de preciosos y coloridos edificios de arquitectura barroca, entre los que destaca el Antiguo Ayuntamiento, mientras que en el centro de la misma se levanta la Columna de la Santísima Trinidad.

El Castillo de Linz del siglo XIII, que en la actualidad alberga el Museo Histórico de la ciudad, la Casa de Mozart, la Catedral Nueva, considerada la iglesia más grande de Austria, y la iglesia de San Martín, la más antiguas del país, son algunos de los principales atractivos que ver en Linz en un día.

Otra de las cosas que hacer en Linz es subir hasta Pöstlingberg, una colina situada a más de 500 metros de altura desde donde disfrutarás de unas fantásticas vistas panorámicas de la ciudad. Puedes llegar fácilmente con el ferrocarril que sale desde Hauptplatz.

Además de contar con varios museos, galerías, numerosos festivales de arte y música y eventos culturales, Linz también es una ciudad universitaria, por lo que podrás disfrutar de un animado ambiente y vida nocturna en cualquier época del año.

En uno de esos descansos que hagas mientras recorres el centro histórico de Linz, aprovecha para probar la famosa tarta Linzer, que según dicen es el pastel más antiguo del mundo.

 

Cómo ir de Viena a Linz:

Si no vas a alquilar un coche, la opción más cómoda y fácil para llegar a Linz desde Viena es tomando uno de los trenes que salen a diario desde las estaciones de Wien Hauptbahnhof y Wien Westbahnhof y que llegan directamente a la estación de Linz Hauptbahnhof en apenas 1 hora y 20 minutos. Es recomendable reservar los billetes con antelación para conseguir mejores precios:

 

9. Budapest, la elegante capital de Hungría

Excursión de Viena a Budapest
Excursión de Viena a Budapest

A 240 kilómetros de Viena se encuentra la elegante y señorial Budapest, considerada una de las capitales más bonitas de Europa. Conocida como la “Perla del Danubio”, el río divide la ciudad en dos partes, Buda, la zona más antigua e histórica, y Pest, la más moderna y comercial.

La capital húngara destaca por la magnífica arquitectura barroca, neoclásica y art Nouveau de sus edificios, algunos tan imponentes como el Parlamento de Budapest, la Gran Sinagoga, la Ópera y la Basílica de San Esteban, entre muchos otros.

Otra de las cosas que hacer en Budapest imprescindibles es cruzar por el espectacular Puente de las Cadenas, que nos llevará a la otra parte del río Danubio para continuar rumbo al gigantesco Castillo de Buda, que alberga el Museo de Historia de Budapest y la Galería Nacional Húngara, y seguir hasta la iglesia de Matías y el Bastión de los Pescadores. Desde este punto, especialmente concurrido para ver el atardecer, tendrás una panorámica inolvidable de Budapest.

La Plaza de los Héroes y el Parque de la Ciudad, donde se encuentra el Castillo de Vajdahunyad, son otros lugares muy interesantes que visitar. Al ser una ciudad bastante grande, si no tienes mucho tiempo puedes moverte en metro para ir más rápido.

Si finalmente decides pasar una noche en la ciudad, además de alucinar con todos los grandes edificios iluminados, podrás salir a tomar algo en los famosos Ruin Bars, siendo el más conocido el Szimpla Kert. Al día siguiente podrás dedicar la mañana a relajarte en las populares aguas termales del Balneario Széchenyi.

He estado dos veces en Budapest y puedo afirmar que es una ciudad increíble. Así que si quieres aprovechar e ir a lo seguro, es una de las mejores excursiones desde Viena.

Si quieres conocer todos los imprescindibles con más detalle, en este otro artículo te enseño los mejores lugares que ver en Budapest.

 

Cómo ir de Viena a Budapest:

Aunque se encuentran a menos de 3 horas de distancia una ciudad de la otra, y es posible ir y volver el mismo día, mi recomendación es que hagas noche y le dediques mínimo dos días. Si quieres ir por tu cuenta, desde Viena hay trenes y autobuses saliendo a lo largo de todo el día. En este artículo te cuento con todo detalle todas las alternativas sobre cómo ir de Viena a Budapest.

En caso de que sólo dispongas de un día para visitar la capital de Hungría, la opción más cómoda y completa para no perderte lo más imprescindible es esta excursión a Budapest desde Viena. Con esta excursión organizada no tendrás que preocuparte de nada ya que incluye la recogida en tu hotel, el transporte de ida y vuelta, y el guía en español que te irá explicando todo con detalle.

10. Bratislava, la capital de Eslovaquia

Bratislava, otra de las mejores excursiones desde Viena
Bratislava, la capital de Eslovaquia es otra de las mejores excursiones desde Viena

A menos de 1 hora en tren de Viena llegamos a Bratislava, la todavía poco conocida capital de Eslovaquia. Aunque sigue siendo una de las capitales centroeuropeas menos visitadas, Bratislava, situada a orillas del Danubio, tiene un precioso centro histórico que data del siglo XVIII donde se concentran la mayoría de sus atractivos más importantes.

Paseando por las calles de su casco antiguo, exclusivamente peatonal, encontrarás el antiguo Ayuntamiento, que es la sede del Museo de la Ciudad de Bratislava, la Fuente de Maximiliano, la Catedral de San Martín, donde fueron coronados los reyes húngaros y la Puerta de Miguel, que formaba parte de las fortificaciones medievales originales. Tampoco puedes perderte el Palacio Grassalkovich, residencia del Presidente de Eslovaquia, y otros edificios interesantes como su antiguo Teatro Nacional y la iglesia azul, sin olvidarnos de las famosas estatuas de bronce que hay repartidas por la ciudad.

Otro de los lugares imprescindibles que ver en la capital de Eslovaquia es el Castillo de Bratislava, construido en el siglo XVI en la parte alta de una colina, por lo que podrás disfrutar de unas vistas panorámicas del casco antiguo y el Danubio.

Para conocer la ciudad con más detalle, no te pierdas este artículo donde te enseño los mejores lugares que ver en Bratislava en un día.

 

Cómo ir de Viena a Bratislava:

En este artículo te cuento con detalle cómo ir de Viena a Bratislava. Pero resumiendo, si quieres llegar a Bratislava desde Viena por tu cuenta podrás hacerlo de forma fácil tanto en tren como en autobús, ya que las dos ciudades se encuentran a 1 hora de distancia entre sí, y hay frecuencia de transportes a lo largo de todo el día. Recuerda que una vez llegues a la ciudad puedes disfrutar de estos interesantes tours gratis en español.

Otra excelente opción mucho más cómoda con la que no tendrás que preocuparte de los transportes es esta completa completa excursión en español, que además de incluir el transporte de ida y vuelta y el guía, tiene el añadido que el regreso es en barco, así que podrás disfrutar de un fantástico crucero por el río Danubio hasta llegar de nuevo a Viena:

11. Graz, otra de las mejores excursiones de un día desde Viena

Graz, Austria
Graz, otra de las excursiones que hacer desde Viena, Austria

Graz, la segunda ciudad más grande del país, solo superada por Viena, es otra de las mejores ciudades que visitar en Austria. Situada a orillas del río Mur, se dice que la capital del estado de Estiria tiene uno de los centros históricos mejor conservados de toda Europa Central.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, recorriendo las calles medievales del casco antiguo de Graz podrás observar la destacada arquitectura de sus edificios renacentista y palacios de estilo barroco. La ciudad también cuenta con encantadoras plazas como la Hauptplatz y su bonito Ayuntamiento, históricas iglesias e interesantes museos. Si Salzburgo es conocida por ser la ciudad de Mozart, Graz es conocida por ser la ciudad donde nació Arnold Schwarzenneger, uno de los actores más famosos de Hollywood, e incluso hay un museo dedicado a su figura.

Otro de los principales atractivos y monumentos que ver en Graz en un día y que no puedes perderte es el Schlossberg, un castillo construido en el siglo X sobre una colina con zonas verdes para pasear tranquilamente con preciosas vistas a la ciudad. Aquí se conserva la Torre de Reloj de Graz del siglo XIII, uno de los símbolos más emblemáticos de esta ciudad austriaca.

Si después de conocer los principales lugares tienes más tiempo, a unos 50 minutos caminando del casco antiguo se encuentra el Castillo Eggenberg. Este palacio medieval del siglo XVII y sus bonitos jardines paisajísticos son otra de las visitas interesantes que hacer en Graz en un día.

 

Cómo ir de Viena a Graz:

La distancia entre Viena y Graz es de unos 200 kilómetros. Si estás haciendo una ruta por Austria de varios días, una buena idea puede ser alquilar un vehículo para no depender de los transportes.

Otra opción muy sencilla es llegar a Graz desde Viena en transporte público. Al ser una de las excursiones que hacer en Austria más populares, hay autobuses y trenes que conectan estas dos ciudades de forma frecuente a lo largo de todo el día. El trayecto en autobús es de unas 2 horas, mientras que el viaje en tren es de unas 3 horas.

Es muy recomendable que reserves tus billetes de bus o tren con tiempo de antelación para conseguir mejores precios:

 

12. Praga, una de las ciudades más bonitas de Europa

Excursión de Viena a Praga
Excursión de Viena a Praga

A estas alturas, pocas presentaciones le hacen falta a Praga, la fantástica capital de República Checa. La primera vez que estuve en Praga, durante mi ruta por Europa de 7 meses, estuve dos semanas en la ciudad, y la segunda vez fue haciendo una ruta por las Capitales Imperiales (Praga, Viena y Budapest), y te aseguro que es una ciudad en la cual me quedaría a vivir un tiempo.

El Casco Antiguo de Praga, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una auténtica maravilla. El punto céntrico es la Plaza de la Ciudad Vieja, donde además de la iglesia de Týn con sus emblemáticas torres que parecen sacadas de un castillo, también se encuentra el Ayuntamiento y el famoso Reloj Astronómico de Praga. A escasos 5 minutos caminando desde la plaza llegarás al histórico barrio judío, conocido como Josefov, donde podrás visitar numerosas sinagogas y el antiguo cementerio judío.

Para completar los lugares más importantes que ver en Praga en un día es una obligación cruzar por el Puente de Carlos repleto de estatuas, uno de los puentes más famosos y bonitos del mundo. Una vez llegues al otro lado del río Moldava estarás en el barrio de Malá Strana, que te llevará hasta el Castillo de Praga. Aquí, además de visitar la Catedral de San Vito, disfrutarás de unas excelentes vistas panorámicas de toda Praga.

En este artículo te enseño con detalle los mejores lugares que ver en Praga. Te recomiendo que hagas estos completos tours gratis en español para conocer los principales atractivos y mejores zonas de la capital checa o este tour de Praga al completo.

Cómo ir de Viena a Praga:

A pesar de estar a casi 300 de distancia, Praga es sin lugar a dudas una de las mejores excursiones desde Viena. Aunque se puede ir y volver el mismo día, siendo sincero, esta maravillosa ciudad merece un mínimo de 2 o 3 días, por lo que un solo día se te va a quedar demasiado corto para disfrutarla como se merece.

De todas formas, si crees que es la oportunidad perfecta para aprovechar y conocer la capital checa por tu cuenta, hay trenes que conectan la Estación Central de Viena (Wien Hauptbahnhof) con la Estación Central de Praga (Praha hlavní nádraží) en un trayecto de 4 horas. Otra opción es ir con los autobuses de Flixbus, que ofrece muchas más salidas a lo largo del día a un precio económico y el tiempo de trayecto es el mismo. Comprando los billetes con antelación podrás conseguir mejores precios:

Si estás haciendo una ruta por el centro de Europa y de Viena viajas hasta Praga para quedarte unos días, te recomiendo que reserves tu hotel con antelación, especialmente si viajas en fin de semana o temporada alta, y quieres alojarte en el centro histórico de la ciudad:

 

 

Seguro de viaje para viajar a Austria

Si vas a viajar a Austria o a cualquier otro país de Europa, no te olvides de contratar el mejor seguro de viajes para tener la absoluta tranquilidad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación e imprevisto, ya sea por necesidad médica, robos o daños en el equipaje, cancelación o retraso de vuelos, etc.

Los que viajamos sabemos que estar cubiertos en cualquier parte del mundo es tan básico como necesario. Es por eso que al ser lector de mi Blog de viajes, tienes este descuento directo del 5% en la modalidad de seguro que mejor se adapte a tu viaje y con las mejores coberturas para que disfrutes con total tranquilidad:
Seguro de Viajes Iati

 

Aunque si no se tienes muchos días es complicado visitar todos estos lugares, espero que este artículo con las mejores excursiones desde Viena te haya sido útil para preparar tu viaje. Si necesitas más información, aquí te dejo otros artículos muy interesantes que te serán de gran ayuda para viajar a Austria:

 

ARTÍCULOS RELACCIONADOS:
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad