Qué ver en Liubliana: ¡10 mejores lugares!

5/5 - (2 votos)

¿Preparando tu viaje a Eslovenia? En este artículo te enseño los lugares y  atractivos más importantes que ver en Liubliana, la sorprendente capital de Eslovenia.

Ljubljana es una de las bellezas escondidas de Europa, famosa por su visión del desarrollo sostenible, su animado ambiente universitario y por su atractiva composición arquitectónica marcada por las obras del gran Jože Plečnik. Si estás pensando en viajar a Europa pero aún no sabes dónde, aquí te dejo varios motivos por los que deberías conocer la acogedora ciudad de Ljubljana.

Qué ver en Liubliana

Si no tienes mucho tiempo para conocer la capital de Eslovenia, pero quieres aprovechar el tiempo al máximo para visitar los lugares más importantes que ver en Liubliana, te recomiendo hacer este completo tour en español que te dejo a continuación, sin duda la mejor manera de conocer la historia y la cultura de la ciudad.

1. Castillo de Liubliana

Castillo de Liubliana - Qué ver en Liubliana, Eslovenia
Castillo de Liubliana – Qué ver en Liubliana, Eslovenia

El Castillo de Liubliana es la atracción principal y más visitada de la capital eslovena. No hay quien se resista a subir hasta la colina Grad, ya sea andando o con el funicular y contemplar desde su torre las vistas de toda la ciudad, hasta encontrarte con los Alpes al fondo. También podrás relajarte y tomar algo en alguna de las terrazas que hay.

El interior del castillo acoge varias exposiciones, además del Museo de Historia de Eslovenia. En la actualidad el castillo está totalmente reformado debido a sus diversas remodelaciones que ha sufrido hasta el día de hoy. El castillo es uno de los lugares imprescindibles que ver en Liubliana.

 

2. Triple Puente, uno de los iconos que ver en Liubliana

En pocas ciudades, o muy posiblemente en ninguna, habrás visto un puente igual. El Triple Puente de Liubliana es uno de los símbolos de la ciudad.

Fue construido en 1842 sobre otro anterior de piedra y entre los años 1929 y 1931 el arquitecto Jože Plečnik lo amplió añadiendo dos pasarelas peatonales, una a cada lado.

El puente no solo sirve para cruzar de un lado al otro del río Ljubljanica, sino que hace de unión entre la plaza Prešeren y la parte vieja de la ciudad.

 

3. Plaza Prešeren

Qué ver en Ljubljana, Eslovenia - La Plaza Preseren

La Plaza Preseren es el corazón de Liubliana. Por aquí transcurre la mayor parte de la vida de la ciudad. Un lugar de lo más acogedor, con más actividad y punto de encuentro de los locales, donde cientos y cientos de ellos cruzan durante todo el día con sus bicicletas para ir de un lugar a otro.

Junto a la plaza también está el Triple Puente, que conecta con el otro lado del río Ljubljanica, y la iglesia franciscana de la Anunciación. La plaza fue construida en memoria a France Prešeren, un reconocido poeta esloveno, que también tiene su propia estatua a un lado de la plaza.

 

4. Iglesia franciscana

Qué ver en Ljubljana, Eslovenia - La iglesia franciscana
La iglesia franciscana, uno de los monumentos más importantes que ver en Liubliana

La iglesia franciscana, construida entre 1640 y 1660, es uno de los edificios religiosos más importantes que visitar en Liubliana.

Mientras que su fachada barroca de color rosa no pasa desapercibida por nadie, en su interior destaca el altar de mitad del siglo XVIII y los frescos pintados en el siglo XIX que decoran la bóveda.

Sentarse en su escalera principal y contemplar durante unos instantes la actividad ininterrupida que hay en la plaza es algo que te recomiendo hacer.

 

5. Mercado Central de Liubliana

Mercado central y río Liublianica, Eslovenia
Mercado central y río Liublianica, Eslovenia

Otra de las cosas que hacer en Liubliana es recorrer el Mercado central, el más importante de la ciudad. Se encuentra en uno de los laterales del río, en la plaza Vodnikov, que fue abierta en 1895 tras derribar una serie de edificios para poder establecer aquí el mercado.

La parte cubierta la forma un elegante y alargado edificio de pórticos y grandes ventanas que va desde el Puente de los Dragones y llega casi hasta el Triple Puente. Destacan las fachadas de influencia griega que dan al río y que recuerdan a un templo clásico.

En la zona del mercado que está aire libre, encontramos paradas con los productos más frescos, frutas, verduras y productos típicos eslovenos. En frente del mercado está la Catedral de Liubliana.

6. Puente de los Dragones

Puente de los Dragones
Puente de los Dragones de Liubliana

Junto con el Triple Puente, el Puente de los Dragones es el otro puente más importante que ver en Liubliana en un día, ya que el dragón representa el símbolo de la capital de Eslovenia.

Fue levantado cuando la ciudad todavía estaba bajo el Imperio austrohúngaro a principios del siglo XX, concretamente entre los años 1900 y 1901 y considerada como una de las grandes obras arquitectónicas de Art Noveau.

Sustituye a un antiguo puente de madera conocido como el «Puente de los Carniceros» y es uno de los primero puentes de hormigón construidos en Europa. Actualmente encontramos cuatro grandes esculturas de dragones en cada extremo, de aquí su nombre.

Hay una leyenda que cuenta que Jasón, un héroe mitológico, mató a un dragón para salvar la vida a una virgen que tenía secuestrada. Todavía a día de hoy sigue esa leyenda local, que dice que cuando una virgen cruza el puente, los dragones mueven la cola.

Las mujeres que están prometidas han de pasar por el puente antes de casarse para comprobar si son vírgenes o no. En caso contrario, los dragones las devorarán. Seguro que muchos prefieren pasar por otro puente y evitar disgustos.

 

7. Ayuntamiento de Liubliana

Entre tranquilas calles de la parte vieja de la ciudad, encontramos en la plaza Mestni (plaza Municipal) el bonito Ayuntamiento. Un edificio sencillo con un pórtico de tres arcos en la parte inferior y la torre del reloj en la parte superior. La construcción original data del año 1484 pero fue remodelado a principios del siglo XIX.

En frente del Ayuntamiento está la Fuente de los Tres Ríos de Carniola, representando los ríos de la comarca, el Sava, el Krka y el Ljubljanica. Su autor Francesco Robba, que levantó la fuente en 8 años (1743 – 1751) se inspiró en la fuente de los Cuatro Ríos de Bernini que encontramos en la Plaza Navona de Roma.

 

8. Disfrutar de un paseo por el río Ljubljanica

Una de las mejores cosas que hacer en Liubliana después de visitar lo más importante, es relajarse y descubrir la ciudad a través de su río Ljubljanica, que cruza toda la ciudad y divide la parte nueva de la vieja. Si lo preferís también podéis aprovechar para subir a una de las barcas y navegar por él.

Paseando por un lado y otro del río veréis el buen ambiente que se vive durante todo el día en las diferentes terrazas que hay para tomar algo. Fue una de las cosas que más nos gustó de Liubliana. ¡Increíble!

 

9. Parque Tivoli de Liubliana

Parque Tivoli
Parque Tívoli en el centro de la capital de Eslovenia

A 10 minutos caminando del centro de la ciudad se encuentra el Parque Tivoli, el pulmón verde de Liubliana. Es el parque más grande y el lugar de desconexión para sus habitantes, ideal para dar largos paseos, hacer deporte o incluso tumbarse a descansar o hacer un picnic con amigos.

Además de sus bonitos jardines y lagos, también acogen exposiciones al aire libre, el Museo Nacional de Historia Contemporánea de Eslovenia, un invernadero y hasta pistas de deporte y piscina. Sin duda uno de los grandes atractivos que ver en Liubliana.

 

10. Barrio de Metelkolva

Qué ver en Ljubljana, Eslovenia - Metelkova

El barrio de Metelkova es la zona más alternativa de toda la ciudad. Este lugar que fue un antiguo cuartel militar, hoy en día es un reconocido centro de cultura. Talleres de artistas, bares y hasta una prisión reconvertida en hostel, es lo que nos podemos encontrar en este curioso lugar. Es una exposición al aire libre repleta de colores, graffities y «cacharros».

No te pierdas este artículo donde te enseño con más detalle el curioso y alternativo barrio de Metelkova.

11. Vida nocturna de Ljubljana

Otra de las cosas que hacer en Ljubljana es disfrutar de su animada vida nocturna.

 

Consejos para viajar a Liubliana

Cómo llegar a Liubliana

Nosotros llegamos a Ljubljana desde Venecia. Para ir de Venecia a Ljubljana tuvimos que coger dos transportes. Primero un tren de Venecia a Trieste de 2 horas que nos costó 12,50€ cada uno, y después un bus de Trieste a Ljubljana de otras 2 horas que nos costó 16€ a cada uno. Puedes comparar los precios de distintas compañías de buses y trenes y comprar tus billetes online al mejor precio aquí.

Si viajas a Eslovenia en avión, hay buena conexión de transportes con el centro de la ciudad. Si viajas en grupo o para más comodidad, también puedes contratar este servicio de transfer ida y vuelta del Aeropuerto Internacional de Ljubljana hasta tu hotel.

 

Alojamiento en Liubliana

Yo estuve alojado en el H2O Hostel, un albergue situado en el centro de la ciudad a tan solo 5 minutos a pie del Triple Puente. Dispone de habitaciones privadas y dormitorios, además de cocina común bien equipada, sala de estar y servicio de alquiler de bicicletas.

Pagué 13€ la noche y, para lo que estaba buscando, el sitio estaba genial. Un hostel muy recomendado si quieres dormir barato en Liubliana.

Puedes encontrar más alojamientos en Liubliana aprovechando estas ofertas y descuentos, ofreciendo muchos de ellos cancelación gratuita.

 

Cómo moverse en Liubliana

La bicicleta es el transporte estrella, pero puedes ir caminando a cualquier parte de la ciudad. Otra manera de moverte por la capital de Eslovenia es en transporte público. Aquí te dejamos la información que necesitas sobre los autobuses urbanos.

Si tienes pensado hacer una ruta por Eslovenia, alquilar un vehículo puede ser la mejor opción.

 

Cuántos días estar en Liubliana

La ciudad no es muy grande y aprovechando bien el tiempo se podría conocer lo más importante que ver en Liubliana en un día. Eso sí, nuestra recomendación es visitar la ciudad tranquilamente en dos días.

Otra de las cosas que te aconsejamos es hacer ciudad base en Liubliana e ir a otros lugares cercanos como el Lago Bled, todo un icono del país situado entre los Alpes Julianos, o las cuevas de Postojna, una de las cuevas más grandes del mundo.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad