Qué ver en Venecia: 14 lugares imprescindibles

Qué ver en Venecia , Italia

Cuando hablamos de Venecia no hay duda que estamos hablando de una ciudad única. Una ciudad donde su historia corre por sus canales y puentes, por sus palacios e iglesias, y como no, por su famosa Plaza San Marcos, considerada una de las más bonitas del mundo. No te pierdas este artículo donde te contamos qué hacer y qué ver en Venecia.

Qué ver en Venecia

Venecia no es una ciudad muy grande, y lo mejor de todo es que es muy fácil de conocerla a pie cruzando sus cientos de puentes y recorriendo sus canales para visitar rincones y lugares encantadores.

No te preocupes si no dispones de mucho tiempo, ya que es posible disfrutar de los mejores lugares que ver en Venecia en un día o dos. Además, puedes visitar Venecia con estos 3 completos tours gratis en español en los que conocerás la historia y las curiosidades de esta preciosa y espectacular ciudad.

Si lo prefieres también puedes hacer un tour privado con guía en español, ideal si viajas con tu familia o un grupo de amigos.

 

El Gran Canal

Se puede decir que el Gran Canal es la “carretera principal” de la ciudad, ya que es el más grande y transitado de Venecia. Sus 4 kilómetros de largo dividen la ciudad en dos partes, y recorrerlo es una de las mejores cosas que hacer en Venecia, ya sea en góndola, vaporetto o taxi.

Si quieres hacerlo de manera económica, puedes utilizar el vaporetto. Existe una tarjeta de transporte, que además del acceso ilimitado al transporte público durante 1, 2, 3 o 7 días, también te incluye el transporte a las islas de Venecia, como son Murano, Burano, Torcello y Lido, otro imprescindible que ver en Venecia.

Si prefieres un paseo en góndola, puede que tengas que “pelearte” con algunos gondoleros para que no te timen con precios más altos, o tener que estar regateando, y los precios no van a bajar de entre 80 y 100€. Si quieres evitar estas situaciones e ir a lo seguro, lo recomendable es reservar online tu paseo en góndola. También tienes la opción de paseo en góndola con serenata, si así lo prefieres.

A lo largo del Gran Canal se pueden ver las fachadas de cientos de palacios renacentistas que pertenecieron a la aristocracia veneciana. Dos de los más conocidos son el Palacio Ca d’Oro, el Ca’Pesaro, el Palacio Ca’Rezzonico y el Ca’Corner. Todos estos hoy en día albergan algunas galerías y museos.

Puente Rialto

Si hay algún puente famoso que cruza el Gran Canal, este es el Puente Rialto. Este precioso puente es el más antiguo de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal, y por supuesto, también el más concurrido por los miles de turistas que lo cruzan cada día. Sobre las vistas que hay del canal desde el Puente Rialto, es mejor observar, que comentar. Te dejamos que disfrutes por ti mismo/a, tanto de día, como al atardecer, de este lugar que te dejará sin palabras.

El puente original fue construido en madera en el año 1181, pero se quemó y se derrumbó varias veces, hasta que lo construyeron en piedra entre los años 1588 y 1591. Como dato curioso, hasta el 1854 fue el único puente que atravesaba el Gran Cabal. Actualmente, en el puente se pueden encontrar decenas de tiendas, de artesanía, joyerías y souvenirs. No hay duda que es uno de los atractivos más imprescindibles que ver en Venecia, y donde más gente vas a encontrar a cualquier hora.

Mercado de Rialto

Al contrario de lo que mucha gente pueda pensar, el Mercado de Rialto existía mucho antes que el Puente de Rialto, y fue el puente quien tomó el mismo nombre que el mercado. Este colorido lugar de puestos de frutas, verduras y pescado, que te recomendamos dar una vuelta para ver la vida local, está abierto de martes a domingos de 08:30h a 12h de la mañana.

Plaza San Marcos

“El Salón más bello de Europa”. Este es el nombre que le puso el mismísimo Napoleón Bonaparte a la Plaza San Marcos de Venecia, y algo de razón tenía. Data del Siglo IX y es una de las plazas más bonitas de Italia y sin duda una de las más famosas del mundo. En la Plaza San Marcos, además de encontrar las cafeterías más antiguas y sobretodo caras de la ciudad, encontramos algunas de las visitas más importantes que ver en Venecia, como la Basílica de San Marco, el Palacio Ducal, la Torre del Reloj y la Campanille.

Cuando sube la marea, conocido como “Acqua Alta“,  y se inunda gran parte de la ciudad, la Plaza San Marcos “desaparece” literalmente al estar tan cerca del mar y ser uno de los puntos más bajos de la ciudad.

 

Basílica de San Marcos

También puedes hacer esta interesante visita guiada a la Basílica de San Marcos en español (y sin colas), aunque si quieres conocer todos los lugares, vas a ahorrar más dinero con este Tour combinado que incluye una visita guiada por Venecia + la Basílica de San Marcos + el Palacio Ducal (en español y sin perder tiempo haciendo largas colas).

El Campanile

Es el campanario de la Basílica de San Marcos, y con sus casi 100 metros de altura es el edificio más alto de Venecia, por lo que se puede disfrutar de unas estupendas vistas de toda la ciudad. El actual campanario es una réplica, ya que el original, que además hacía la función de faro para los navegantes, se destruyó en el año 1902 a consecuencia de un terremoto.

Palacio Ducal

Este edificio de estilo gótico situado en la Plaza San Marcos, es uno de los símbolos de poder de Venecia. Se construyó entre los Siglos X y XI y ha desempeñado varias funciones a lo largo de su historia. Fue residencia del Duque, sede del gobierno de la República de Venecia y palacio de justicia. En 1923, ya tomó la función de Museo hasta el día de hoy, donde se pueden ver diversas salas y muchas pinturas de grandes artistas.

Tanto la Basílica de San Marcos como el Palacio Ducal, son los dos lugares más visitados de Venecia. Si quieres aprovechar tu tiempo al máximo, el mejor consejo que podemos darte por experiencia personal (y si no ya lo verás con tus propios ojos), es que compres directamente tus entradas online para evitar perder horas de tu viaje haciendo largas colas. Estas son las entradas más recomendadas:

 

También tienes la opción de visitar solo la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal, sin hacer la visita guiada por Venecia.

Puente de los Suspiros

Este puente une el Palacio Ducal con la antigua prisión de la Inquisición. Su nombre, tiene que ver con los suspiros que hacían los presos cuando veían el mar y el cielo por última vez antes de ser encarcelados o ejecutados. Visitando el Palacio Ducal podrás acceder a él.

La Torre del Reloj

Este edificio renacentista construido entre los años 1496 y 1499, también se sitúa en la Plaza San Marcos, y su reloj astronómico es una obra maestra de la ingeniería.

En la torre, además del impresionante reloj, que es el más importante de Venecia, también podemos ver la Virgen con el niño, y el León de San Marcos, el símbolo de la ciudad. Arriba del todo encontramos una campana con dos figuras, conocidas como los Moros, de aquí que también sea conocida como la Torre del Reloj de los Moros.

Iglesia Santa María della Salute

Se construyó en 1631, para celebrar el fin de la epidemia de la peste que mató a miles de venecianos. Esta basílica de piedra blanca, de la que destaca su enorme cúpula, en su interior también se pueden ver obras de Tiziano y Tintoretto.

Cada 21 de Noviembre se celebra la fiesta de la Virgen de la Salud, en la que los peregrinos van en procesión hasta el altar para celebran el fin de esta epidemia que arrasó a gran parte de la población.

Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari

Está iglesia de estilo gótico construida en ladrillo se empezó a levantar en el año 1250 pero no se terminó hasta el 1338. Se trata de una de las más grandes de Venecia, y su Campanile es el segundo más alto de Venecia con 83 metros, después del Campanile de San Marcos.

Basílica de San Giorgio Maggiore

Esta basílica construida en el año 1576, está situada en la isla de San Giorgio Maggiore. Para llegar a ella, es necesario ir en un vaporetto que no tarda más de 5 minutos en cruzar de un lado a otro. También es posible subir a campanile de la iglesia, y contemplar unas estupendas vistas panorámicas de Venecia.

Situados en la Plaza San Marcos, en la zona donde están las góndolas, es donde tendremos las mejores vistas a la isla de San Giorgio Maggiore, y es uno de los paisajes más fotografiados y famosos de Venecia.

Islas de Venecia

Visitar las islas de la laguna veneciana es otro de los imprescindibles que ver en Venecia, y que no todo el mundo visita. Aunque también es cierto, que después se lamentan cuando se dan cuenta de lo que se han perdido.

Isla de Murano

La isla de Murano es la segunda isla más grande de la laguna y la más cercana a la ciudad de Venecia. Es famosa mundialmente por la calidad de su cristal hasta el punto de ser uno de los principales productores de cristal de Europa. Dando una vuelta por la isla verás distintas fábricas de vidrio, e incluso podrás entrar en alguno de los talleres y ver cómo los artesanos lo trabajan. Por supuesto, también hay muchas tiendas de souvenirs donde comprar alguna de estas figuras y bisutería de cristal de la mejor calidad. Además de encontrar diversas esculturas de vidrio, otro atractivo de la isla de Murano es la basílica bizantina de Santa Maria y San Donato, una de las iglesias más antiguas de la Laguna de Venecia.

Isla de Burano

La encantadora isla de Burano es sin duda la más llamativa y sobretodo la más pintoresca de todas. Sus casas de colores atraen la atención de miles de turistas, y no hay dos consecutivas pintadas del mismo color. Según cuentan, antiguamente estos colores tan vivos servían para que los pescadores encontraran su casa los días de niebla. Actualmente, los habitantes de esta isla están obligados a pintar las fachadas de sus casas cada cierto tiempo. Burano también es conocida tradicionalmente por sus piezas de encaje veneciano.

Isla de Torcello

La isla de Torcello está situada frente a Burano y apenas la separan 5 minutos en vaporetto. Aunque no sea tan atractiva como las dos anteriores, también vale la pena visitarla y ver el complejo arqueológico de la Catedral de Santa María de la Asunción y la iglesia bizantina de Santa Fosca. Otro atractivo de la isla de Torcello, es un sillón de piedra conocido como el Trono de Atila, en el que cuenta la leyenda que era el sillón del Rey de los Hunos.

Si vas a viajar a Venecia, te aconsejamos que no dejes pasar la oportunidad de conocer estas preciosas islas. Si aprovechas bien el día, puedes dedicarle mediodía y después volver para seguir visitando la ciudad de Venecia.

No te pierdas nuestro artículo con más información sobre las islas de Murano, Burano y Torcello.

Estos son los lugares más importantes que ver en Venecia. Nuestra recomendación es que te pierdas por sus encantadoras callejuelas mientras cruces sus puentes, y disfrutes de cada rincón de esta ciudad única en el mundo.

Consejos para viajar a Venecia

  • Cómo llegar a Venecia

Venecia está muy bien conectada con todo tipo de transportes, lo que hace que llegar a la ciudad no sea ningún problema, gracias también a la gran frecuencia que hay desde cualquier otra ciudad de Italia.

Hay muchos modos para llegar a Venecia. La ciudad está bien servida con trenes, aeropuerto y el puerto turístico. Llegar a Venecia es fácil, con cualquier medio de transporte: coche, tren, autobús, avión e incluso bicicleta.

En Avión

Si viajas directamente desde tu país o cualquier otra ciudad, aquí vas a encontrar vuelos baratos a Venecia:

 

Si llegas al Aeropuerto de Marco Polo la mejor manera de llegar al centro de Venecia es con el autobús exprés de la compañía ATVO, la opción más económica y fácil, y solo tarda 20 minutos.

Desde el Aeropuerto de Treviso, la mejor opción y más económica de llegar al centro de Venecia es con el Bus de Terravision. Además, si compras los billetes online, podrás subir directamente al bus sin tener que esperar.

En Tren

Si ya estás haciendo una ruta por Italia, una de las mejores opciones es viajar en tren. Nosotros llegamos a Venecia desde Florencia con TrenItalia, en un viaje que no llegó a las 3 horas. Ten en cuenta que hay trenes rápidos, que son más caros, y trenes normales, con precios más razonables.

Una vez en Venecia, la estación principal es la de Santa Lucía, y solo salir de ella te vas a encontrar de frente con el precioso Gran Canal. Así que la ubicación es genial.

Por carretera

También es posible llegar a Venecia es autobús. Quizá no es tan cómodo como viajar en tren, pero a veces resulta más económico, aunque también tarda más tiempo. Hay varias compañías que cubren los trayectos desde las ciudades más importantes como RomaFlorencia o Pisa, entre muchas otras, hasta Venecia.

Otra alternativa, es que si quieres viajar a Italia por tu cuenta y hacer tu propia ruta, tienes la opción de alquilar un vehículo, y no depender de ningún otro transporte ni horarios. Como ya sabrás, en el centro de Venecia no circulan coches, básicamente porque las “carreteras” son de agua (canales). Así que el único inconveniente, es que una vez cruces el Puente de la Libertad que une tierra firme con la isla de Venecia, vas a tener que dejar el coche en el parking, y pagarlo, algo que dudo que sea barato. La Plaza Roma es el punto más cercano al centro de Venecia al que se puede acceder en coche.

Otro caso sería aparcar el coche en Mestre, y llegar a Venecia con el transporte público, ya sea autobús o tren.

  • Dónde alojarse en Venecia

Nosotros estuvimos alojados 2 noches en el Albergo Al Gobbo, un hotel familiar y sencillo, situado a pocos minutos a pie de la estación principal de trenes Venecia Santa Lucia, y a 30 minutos andando de la Plaza San Marco.

Para disfrutar al máximo de tu viaje, lo más importante es viajar con la tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación. Recuerda que aunque viajes por Europa, la Tarjeta Sanitaria no cubre algunos de los gastos más importantes. Con IATI Seguros, además de tener una completa cobertura en gastos médicos, también cubre cancelaciones de viaje, retrasos y cancelaciones de vuelos, pérdidas y daños en el equipaje, entre otras muchas coberturas imprescindibles cuando estamos lejos de casa.

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Dos Mochilas en Ruta

Dos Mochilas en Ruta

Somos Carlos y Cristina. Dos jóvenes viajeros que en 2014 nos lanzamos a cumplir un sueño, viajar por Europa durante 7 meses. Actualmente llevamos 2 años de viaje por Asia sin fecha de vuelta. 46 países y más de 250 ciudades llenan nuestras mochilas de miles de experiencias.

Dos Mochilas en Ruta te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando el presente formulario serán tratados por Carlos Berruezo como responsable de esta web. Finalidad: la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar, moderar y responder a los comentarios que realizas en este blog. Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en nuestra política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán en los servidores de Webempresa (proveedor de Hosting de Dos Mochilas en Ruta) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información adicional: Puedes consultar más información en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.

Deja un comentario

1
¿Preparando tu próximo viaje? ✈ ¿En qué podemos ayudarte? 😃
Powered by

Consigue entradas sin colas, las mejores visitas, excursiones en español y traslados con Civitatis