Campo de Concentración de Auschwitz

Campo de concentración de Auschwitz, Polonia

Nuestro segundo día en Cracovia no iba a ser de los mejores días de los más de 3 meses de viaje que llevábamos por Europa, pero sí el más duro y que recordaríamos toda nuestra vida. Íbamos a Oświęcim. Seguramente este nombre no te suene, pero si decimos que visitamos el Campo de concentración de Auschwitz, muy probablemente sí lo conozcas. Oświęcim, situado a 70 kilómetros al oeste de Cracovia, se convirtió en 1940, en el lugar donde los nazis instalaron el mayor y más terrorífico Campo de Concentración de la historia.

Breve historia del Campo de concentración de Auschwitz

En 1939, una vez terminada la Campaña de Septiembre, la ciudad de Oświęcim y sus pueblos cercanos fueron incorporados al III Reich. Fue entonces cuando los nazis cambiaron el nombre de Oświęcim por el de Auschwitz. A finales del mismo año, surgió la idea de crear un campo de concentración como alternativa a las abarrotadas cárceles, ya que no podían meter a más prisioneros a causa de la enorme cantidad de arrestos por parte de los nazis.

El Campo de Concentración de Auschwitz Birkenau fue creado en el año 1940 y duró hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial, en 1945. En un principio era destinado a los prisioneros políticos polacos pero se convirtió en un campo internacional. Los nazis empezaron a traer a personas de toda Europa, en su gran mayoría judíos, aunque también llegaron prisioneros de guerra soviéticos, intelectuales, miembros de la resistencia, homosexuales y gitanos.

+1000 Actividades, excursiones y visitas guíadas en español por todo el mundo.

Se nombró comandante del campo a Rudolf Höss y los primeros deportados empezaron a llegar el 14 de junio de 1940. Casi todos los que llegaban a Auschwitz eran engañados con falsas promesas de “una nueva vida” con puestos de trabajo inexistentes y viviendas, por eso les hacían llevar con ellos todas sus pertenencias más valiosas.

Campo de Concentración de Auschwitz, Polonia

Durante todo el día no paraban de llegar trenes cargados de personas procedentes de varios países europeos. Pasaban largos días, incluso semanas encerrados en vagones de mercancías sin ventilación, sin comida y con unas condiciones inhumanas hasta llegar al campo, lo que hacía que muchos de ellos murieran durante el trayecto, y los que llegaban, lo hacían exhaustos y agonizando. Indistintamente si eran hombres, mujeres, ancianos o niños, todos llegaban con un único final y lo peor de todo, sin ellos saber que no volverían a salir de ese infierno creado por “seres humanos”.

Traslados al aeropuerto más recomendados, fiables y con precio fijo gracias a Civitatis.

Todos los que llegaban tenían que pasar un filtro. Los que valían para trabajar seguían. Los que consideraban que no eran válidos, iban directamente a las cámaras de gas, al igual que la mayoría de niños menores de 16 años que los exterminaban nada más al llegar, y a los que dejaban “provisionalmente con vida” los trataban igual que a los adultos. Otros deportados los utilizaban como “ratas de laboratorio” para hacer experimentos médicos con ellos.

“Arbeit macht frei” (“El trabajo os hará libres”) era lo que se podía leer a la entrada de Auschwitz I. Aunque en muy poco tiempo, se dieron cuenta que estaban siendo torturados trabajando para cavar su propia tumba.

En el año 1941 empezó la construcción del segundo campo Auschwitz II – Birkenau y un año más tarde, en 1942, tendría lugar la construcción de un tercer campo, el de Monowice – Auschwitz III, creando además una red de campos alrededor de éste.

Auschwitz I

Cruzando la entrada principal bajo el irónico y malicioso lema “Arbeit macht frei” encontramos una serie de bloques que antiguamente ocupaban los presos y que a día de hoy algunos de los más importantes albergan distintas salas con exposiciones fotográficas realizadas por los propios SS, relatando de manera gráfica la espantosa crueldad diaria que se vivió aquellos años. Además de muchas fotografías, también pudimos ver documentos donde aparecían los registros de las personas que llegaban al campo, al igual que los registros con las horas de las miles de muertes.

Disfruta de más de 1000 experiencias en tus viajes por todo el mundo.

Campo de Concentración de Auschwitz, Polonia

Objetos personales de todo tipo que traían consigo son los que encontramos en otros bloques. Gafas, cepillos, ropa, una sala enorme con miles de zapatos, miles de maletas con nombres y direcciones… También nos impresionó muchísimo ver en una de las salas, más de 7.000 kilos de cabello. El mismo cabello que habían rapado a las mujeres para venderlo a las fábricas textiles y producir telas. Realmente estremecedor…

También una pequeña vitrina con Gas Zyklon B, el mismo con el que mataron a miles y miles de personas. Solamente utilizando entre 5 y 7 kilos de Zyklon B podían matar hasta 2000 personas. Entre los años 1942 y 1943, llegaron a utilizar hasta 20.000 kilos de este gas… No hace falta ni hacer este espantoso cálculo.

Gracias a las fotografías y videos podemos hacernos una idea de las terribles condiciones de trabajo que habían de soportar. Trabajos esclavizados sin descansos y soportando temperaturas extremas bajo cero con una ridícula ropa de preso…

Si con “suerte” eran castigados, en vez de matarlos directamente, les encerraban en celdas minúsculas y oscuras sin comida ni bebida, hasta que morían de sed o de alguna otra enfermedad.

El Bloque 11 estaba separado del resto del campo. Era conocido como el “Bloque de la Muerte”. En su patio, los SS aplicaban castigos como el apaleamiento y la suspensión. Lo curioso de este edificio es que todas las ventanas están tapiadas para que desde dentro nadie pudiera ver los hechos que ocurrían en ese patio. Y en la pared, fusilaban a todos los prisioneros después de un juicio sin sentido, que no servía absolutamente para nada, el final iba a ser el mismo.

Campo de Concentración de Auschwitz, Polonia

En el subsuelo se encontraba la prisión, conservada actualmente parte del museo. Aquí se pueden ver minúsculas celdas en las que metían a varias personas a la vez y muchos morían ahogados.

Auschwitz II – Birkenau, la “Solución Final”

Fue el segundo campo de concentración y se construyó en 1941, situado a 3 kilómetros del campo base. Era conocido como la “Solución Final” y como deja claro su nombre, su única función era la de exterminar a todo aquel que entraba allí. Dicho en otras palabras, los nazis habían creado una fábrica de matar seres humanos. El día de llegada, el jefe del Campo les avisaba: “Aquí solo hay una única salida y es por la chimenea del crematorio”. No había otra. Qué verdadero horror imaginarse ese momento.

Construyeron 5 cámaras de gas y salas con hornos crematorios con capacidad de hasta 2.500 personas. Muchas veces, cuando llegaban los trenes cargados de deportados y pasaban el filtro creyendo que eran válidos para el trabajo, los SS se los llevaban a todos a un vestidor enorme donde les hacían quitar toda la ropa, anillos, pendientes, cadenas, cualquier cosa de valor, “invitándoles” a ducharse y que se “desinfectaran”. Una trampa mortal sin salida. Por esas duchas nunca corrió agua. Los SS se encargaban de cerrar herméticamente todas las puertas y empezaba a salir por los conductos el famoso gas Zyklon B. En cuestión de 15 minutos exterminaban a 2000 personas de una sola vez.

Campo de Concentración de Auschwitz, Polonia

Después los cuerpos pasaban al crematorio para incinerarlos y no dejar rastro. Por esas chimeneas salía humo las 24 horas del día. Los Sonderkomandos eran los prisioneros encargados de transportar los cadáveres de un lugar a otro y meterlos en los crematorios. Sí, tenían la tremenda función de quemar los cuerpos de sus compañeros y si ponían algún impedimento, como castigo los siguientes que tenían que pasar por allí eran los familiares del preso y ellos mismos.

Los mismos nazis se encargaron de destruir las cámaras de gas, crematorios, etc, e intentar ocultar todas las pruebas del genocidio que habían cometido, para que las tropas soviéticas no vieran todo lo que habían hecho.

En Birkenau se conservan en su estado original 45 barracones de ladrillo y 22 de madera, de las más de 300 que en su momento llegaron a habitar los prisioneros. En estos barracones dormían más del triple de personas de las que cabían.

Campo de Concentración de Auschwitz, Polonia

Los presos que trabajan limpiando las letrinas, eran considerados como los que “mejor” trabajo tenían. Los altos cargos no querían ni asomarse por aquí del insoportable hedor que hacía y porque era el principal lugar de focos de infección y enfermedades, por lo que eran los “menos” torturados. En invierno, también estaban resguardados de la nieve y del frío, además el resto de presos solo tenían 5 minutos para hacer sus necesidades dos veces al día.

Atrocidades humanas arrasan los campos que a día de hoy, todavía huelen a terror. Es inevitable andar y encontrarse a muchas personas con lágrimas en los ojos de la impotencia, posiblemente alguno de los visitantes judíos que nos cruzamos nosotros aquel día, eran familiares de alguno de aquellos torturados inocentes.

Podemos pensar e imaginarnos miles de cosas que pudieron ocurrir, ver documentales, películas y leer libros que hablen sobre las atroces y salvajes historias que pasaron aquí. Esa es la diferencia. La diferencia entre ver o leer, y estar. Te aseguro que hasta que no llegas y te ves tú mismo en medio de ese campo, pisando y cruzando las vías por donde pasaban esos trenes cargados de miles de personas que llegaban no hace muchos años en un solo viaje de ida con destino a una terrible muerte… no es hasta ese entonces cuando una sensación de horror recorre tu cuerpo y empiezas a ser mínimamente consciente de las barbaries que muchas, muchas y muchísimas personas inocentes tuvieron que sufrir.

“La historia se ha de conocer para que no se vuelva a repetir”

Horarios del Campo de Concentración de Auschwitz

El Museo abre de lunes a domingo durante todo el año, aunque los horarios de visita varían dependiendo del mes:

  • Diciembre abierto de 07:30 a 14:00
  • Enero y Noviembre abre de 07:30 a 15:00
  • Febrero permanece abierto de 07:30 a 16:00
  • En los meses de Marzo y Octubre abre de 07:30 a 17:00
  • En Abril, Mayo y Septiembre abierto de 07:30 a 18:00
  • Los meses de verano, Junio, Julio y Agosto, permanece abierto de 07:30 a 19:00

El museo cierra el 1 de enero, el 25 de Diciembre, en Pascua y en algunos días especiales. Consulta los días de cierre y los horarios actualizados.

Entrada al Campo de Concentración de Auschwitz

La entrada al Campo de Concentración de Auschwitz Birkenau es gratuita. Además, al llegar allí verás que el Campo está dividido en dos zonas. Una es Auschwitz I y la otra Auschwitz II -Birkenau, separadas por 3 kilómetros entre ellas. Desde la zona de Auschwitz I salen autobuses gratuitos hasta Auschwitz II – Birkenau y viceversa.

Si quieres aprovechar al máximo la visita y conocer a fondo la verdadera historia de este terrorífico lugar, te recomendamos hacer esta visita guiada a Auschwitz en español.

Cómo llegar a Auschwitz desde Cracovia

Al Campo de Concentración de Auschwitz se llega fácilmente de varias maneras desde Cracovia. El tren y el autobús son los medios de transporte más utilizados para llegar, además de tu vehículo propio.

  • Tren: El tren te dejará en la estación de Oświęcim, y desde allí tendrás que coger un autobús que te lleve hasta las puertas del Museo. El punto añadido que tiene ir en tren, es que se hace el mismo trayecto que hacían todas las personas que eran deportadas a los Campos, aunque en ese entonces, esas vías llegaban hasta la misma zona de exterminio. En la actualidad, es un trayecto regular de tren que utiliza mucha gente para ir a trabajar y desplazarse habitualmente.
  • Autobús: El autobús parte desde la estación de autobuses Dworzec PKS, situada en Kraków Główny, y te dejará directamente en la entrada del Museo. El trayecto es de 1 hora y 15 minutos, y es bastante más barato que el tren, aunque tarda un poco más. Los billetes de autobús cuestan alrededor de 6€ por persona ida y vuelta, y van acorde con el horario del Campo. Cuando fuimos nosotros, el último autobús de vuelta a Cracovia pasó 30 minutos después del cierre.
  • Desde Varsovia: Con esta excursión también puedes llegar a Auschwitz desde Varsovia, con transporte y guía incluido.

Visitar el Museo de Auschwitz

Te dejamos algunas recomendaciones que te serán de utilidad para visitar el Museo de Auschwitz, y entender lo que allí ocurrió:

  • Antes de visitar el Campo puedes ver alguna película como “El último tren a Auschwitz”, “La lista de Schindler”, “El diario de Ana Frank”,“Sin destino”, etc, para “hacerte una idea” y ser consciente del lugar al que vas a ir y toda la historia que le rodea.
  • Si vas en autobús desde Cracovia, te aconsejamos ir pronto a la estación de autobuses Dworzec PKS porque son minibuses de unas 20 plazas y se llenan muy rápido.
  • La entrada al campo de concentración está prohibida a menores de 13 años.
  • No esta permitida la entrada de mochilas. Las deberás dejar en el guardarropía.
  • Cuando visitamos el Museo habían unas horas determinadas para hacerlo por libre. Auschwitz I se podía visitar antes de las 10 de la mañana o a partir de las 15 de la tarde, ya que de 10 de la mañana a 15 de la tarde solo estaba permitida la entrada a visitas guiadas. Auschwitz II-Birkenau no tenía las visitas restringidas, y empezamos nuestra visita por aquí. Conviene tenerlo en cuenta y consultar la información actualizada en la web oficial.
  • Llega temprano al Museo para poder verlo todo con total tranquilidad, ya que para la visita completa se necesitan bastantes horas. Además, no te olvides de llevarte algo para poder comer entre la visita de un campo y otro.
  • Nosotros compramos una guía por 5 zlotis allí mismo. Explica la historia y lo que puedes encontrar en los dos campos, y además incluye unos mapas para saber en qué punto te encuentras en cada momento. Te dejamos este libro para descargar con información sobre la historia del Campo de Concentración Auschwitz Birkenau y el actual Museo.

Visita guiada al Campo de Concentración de Auschwitz

Esta es una visita imprescindible en tu viaje a Polonia. Una manera de conocer mejor toda la historia del Campo de concentración de Auschwitz-Birkenau es reservando tu visita guiada en español.

Este tour tiene una duración de 6 horas. El autobús privado parte desde el centro de Cracovia hasta llegar a Oświęcim. Durante el trayecto se pasa un documental sobre el Campo de Concentración de Auschwitz. Una vez allí, la visita se divide en dos etapas. En la primera, se recorre Auschwitz I, las antiguas celdas de los presos y oficinas de las SS, donde hoy en día se exponen fotografías, documentos y objetos que muestran la crueldad del Tercer Reich. En la segunda parte, Auschwitz II-Birkenau se visitan los barracones, las letrinas, las vías del tren, los restos de los hornos crematorios y de las cámaras de gas que los Nazis destruyeron para ocultar lo que estaban haciendo antes de la liberación.

Reserva este tour en español por el el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau y descubre la historia del mayor campo de exterminio del mundo donde murieron asesinadas más de un millón de personas.

 

Visitas y actividades en Cracovia

Cracovia es una ciudad con muchas cosas que ver y hacer, y hay otros lugares que bien merecen una visita. En tu estancia en la ciudad, sumérgete en la historia y cultura de Polonia con los tours gratuitos en español por el Centro Histórico de Cracvocia, el barrio judío de la ciudad, Kazimerz, donde vivió la comunidad judía más grande del mundo, y Podgórze, el antiguo gueto judío. Además, aprovecha tu escapada a Cracovia y conoce el segundo parque natural más antiguo del mundo con una excursión al río Dunajec, y a Zakopane y los montes Tatras, donde conocerás la capital de invierno de Polonia y descubrirás la zona más alta de los Cárpatos.

Otra visita importante que no te puedes perder en tu viaje a Cracovia son las Minas de sal de Wieliczka, las minas de sal más antiguas y grandes del mundo. Si no dispones de muchos días en tu escapada a Polonia y quieres conocer Auschwitz y Wieliczka, te recomendamos que reserves este tour para realizar ambas visitas en un mismo día.

No te olvides de lo más importante…

Para disfrutar al máximo de tu viaje, lo más importante es viajar con la tranquilidad y seguridad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación. Recuerda que aunque viajes por Europa, la Tarjeta Sanitaria no cubre algunos de los gastos más importantes. Con IATI Seguros, además de tener una completa cobertura en gastos médicos, también cubre cancelaciones de viaje, retrasos y cancelaciones de vuelos, pérdidas y daños en el equipaje, entre otras muchas coberturas imprescindibles cuando estamos lejos de casa.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Dos Mochilas en Ruta

Dos Mochilas en Ruta

Somos Carlos y Cristina. Dos jóvenes viajeros que en 2014 nos lanzamos a cumplir un sueño, viajar por Europa durante 7 meses. Actualmente llevamos 2 años de viaje por Asia sin fecha de vuelta. 46 países y más de 250 ciudades llenan nuestras mochilas de miles de experiencias.

Dos Mochilas en Ruta te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando el presente formulario serán tratados por Carlos Berruezo como responsable de esta web. Finalidad: la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar, moderar y responder a los comentarios que realizas en este blog. Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en nuestra política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán en los servidores de Webempresa (proveedor de Hosting de Dos Mochilas en Ruta) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información adicional: Puedes consultar más información en nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal.

2 comentarios en “Campo de Concentración de Auschwitz”

  1. Hola!!

    Lo primero dar las gracias por el trabajo que hacéis porque es de gran ayuda! 🙂
    Y ahora va una duda que tengo a ver si me ayudáis. Voy a ir a Auschwitz por libre, reservé entrada a las 09:20 y lo que quiero saber es si tengo que verlo todo antes de las 10:00 o una vez dentro ya puedo echar todo el tiempo que quiera? También saber si me recomendáis comprar el librito ya que no hay audioguias.

    Gracias!

    • Hola Aida,

      Gracias a ti por leernos y dejarnos un comentario, ya que esto nos motiva a continuar con el blog. No te preocupes por lo de la hora de la entrada porque tendrás todo el tiempo para visitar el campo de concentración hasta que cierren. Nosotros te recomendamos el librito porque hay información útil sobre la visita. Aquí te dejamos el enlace con el libro que compramos para que lo tengas: https://goo.gl/9rQ3Sw

      ¡Muchas gracias y disfruta del viaje!
      ¡Saludos desde Calcuta!

Deja un comentario

1
¡Hola! ¿Preparando tu viaje a Polonia? ✈ ¡Seguro que podemos ayudarte! 😃
Powered by

Consigue las mejores visitas y excursiones en español con Civitatis