Qué ver en Karlovy Vary en un día

5/5 - (2 votos)

Si tienes intención de hacer una ruta por República Checa, una de las ciudades que sin duda te recomiendo visitar y que no deberías perderte es Karlovy Vary, una famosa ciudad balneario que se hizo muy popular en el siglo XIX, y que actualmente es una de las más visitadas del país. Si tienes interés en conocerla, en este artículo te enseño los mejores lugares y atractivos que ver en Karlovy Vary en un día.

 

Qué ver en Karlovy Vary

Con permiso de Praga, la mágica capital checa, y junto a la medieval Cesky Krumlov, Karlovy Vary es una de las ciudades más visitadas de República Checa, además de una de las mejores excursiones desde Praga.

Situada en la región de Bohemia Occidental, el curioso origen de esta ciudad balneario se remonta a mediados del siglo XIV cuando el emperador Carlos IV estaba de caza y su perro descubrió un manantial con aguas calientes. Al descubrir las propiedades curativas de estas aguas, fundó la ciudad de Karlovy Vary, o Karlsbad en alemán, que significa los “Baños de Carlos”.

Fue a finales del siglo XIX cuando Karlovy Vary tuvo su mayor auge y se convirtió en un popular destino para la alta sociedad europea. Por aquí han pasado personajes ilustres como Beethoven, Chopin, Karl Marx, Goethe y el zar ruso Pedro el Grande, entre muchos otros, que venían para tratarse en las numerosas fuentes de aguas medicinales. Desde entonces, la ciudad sigue siendo considerada uno de los balnearios más importantes de Europa.

Aunque la principal atracción de la ciudad son sus fuentes termales, Karlovy Vary también destaca por su llamativa arquitectura con elegantes edificios de estilo neoclásico y art nouveau de finales del siglo XIX y principios del XX.

Ahora sí, vamos a conocer los lugares más importantes que ver en Karlovy Vary.

¡Empezamos!

 

1. Columnata del Parque Dvorak

Columnata del Parque Dvorak, Karlovy Vary
Columnata del Parque Dvorak, una de las más importantes que ver en Karlovy Vary

Posiblemente el Parque Dvorak, situado a orillas del río Teplá, sea uno de los primeros lugares que te encuentres y un buen lugar para empezar a visitar la ciudad.

En esta popular y siempre animada zona verde se encuentra la Columnata del Parque, una de las columnatas más bonitas y elegantes que ver en Karlovy Vary. Fue construida en el siglo XIX en hierro forjado y en estilo neobarroco, y es aquí donde veremos las dos primeras fuentes de aguas termales de un total de 13 que hay repartidas por el centro histórico de la ciudad.

Los dos manantiales que hay en la Columnata del Parque son la fuente de la Serpiente y la fuente del Parque, y sus aguas salen a una temperatura de 30 ºC y 41,6 ºC respectivamente.

Verás a muchísima gente con pequeñas jarras en la mano, y es que es algo muy típico de Karlovy Vary. En muchos lugares de la ciudad encontrarás pequeños quioscos y tiendas donde comprar estas curiosas jarras de porcelana para ir probando las calientes aguas medicinales de Karlovy Vary, y de paso, ya te llevas un recuerdo de la ciudad.

Cuando bebas por primera vez, el sabor no será precisamente el más agradable, ya que sabe bastante a hierro, pero a la que pruebes dos o tres, te irás acostumbrando.

Por cierto, a muy pocos metros del parque Dvorak se levanta el famoso Spa Hotel Thermal, uno de los hoteles más conocidos de Karlovy Vary, aunque su arquitectura de estilo comunista nada tiene que ver con la preciosa arquitectura que predomina en el centro histórico. El hotel es también el mayor centro cultural de la ciudad y se celebran distintos eventos como el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

 

2. Columnata del Molino, la más grande que ver en Karlovy Vary

Qué ver en Karlovy Vary en un día - Columnata del Molino
Qué ver en Karlovy Vary en un día – Columnata del Molino

La preciosa Columnata del Molino fue construida entre los años 1871 y 1881 por el mismo arquitecto checo que diseñó el Teatro Nacional de Praga. Hecha de piedra y de estilo neorrenacentista, además de ser la más impresionante que ver en Karlovy Vary, también es la más antigua y la más grande.

Con más de 130 metros de largo y 124 columnas corintias, en esta columnata se encuentran 5 de los 13 manantiales de aguas termales de la ciudad. Estas fuentes son la Fuente del Molino (56 ºC), la Fuente de la Roca (46,9 ºC), la Fuente de Rusalka (60 ºC), la Fuente de Libuse (62 ºC), y la Fuente del príncipe Wenceslao (65 ºC).

La parte superior de la Columnata del Molino está decorada con 12 estatuas alegóricas que representan los meses del año.

 

3. Columnata del Mercado

Columnata del Mercado - Qué ver en Karlovy Vary en un día
Columnata del Mercado – Qué ver en Karlovy Vary en un día

Muy cerca de la Columnata del Molino está la Columnata del Mercado. Ésta fue construida en madera tallada de color blanco en el año 1883 y está inspirada en la arquitectura suiza.

Aquí se encuentra el manantial del Mercado (62 ºC) y el manantial de Carlos IV (64 ºC), la más antigua de todas y que según cuenta la leyenda, fue aquí donde el monarca venía a tratarse en el siglo XIV gracias al poder curativo de sus aguas.

En uno de los lados de la Columnata del Mercado se levanta la Columna de la Peste, una columna de estilo barroco dedicada a la Santísima Trinidad, quien evitó la expansión de esta epidemia en el año 1716.

 

4. Columnata de la Fuente termal y el géiser de Karlovy Vary

También a orillas del río Teplá, está la Columnata de la Fuente Termal, aunque a diferencia de las otras columnatas que hay repartidas por la ciudad, esta es la más moderna de todas, ya que es un pabellón de hormigón y cristal construido en 1975.

Además de varias fuentes, en su interior se encuentra el que posiblemente es el manantial más famoso que ver en Karlovy Vary. Se trata del conocido géiser Vrídlo, que expulsa un chorro de agua a 72ºC de temperatura y que alcanza los 12 metros de altura. Se dice que de este géiser salen unos 2.000 litros de agua cada minuto.

 

5. Iglesia de Santa María Magdalena

Qué ver en Karlovy Vary - Iglesia de Santa María Magdalena
Qué ver en Karlovy Vary – Iglesia de Santa María Magdalena

Considerada la iglesia católica más importante que ver en Karlovy Vary, la iglesia de Santa María Magdalena es también uno de los edificios barrocos más importantes de la República Checa.

Obra del maestro barroco Kilian Dientzenhofer, el mismo arquitecto que diseñó la iglesia de San Nicolás en el barrio de Malá Strana en Praga, la iglesia de Santa María Magdalena fue construida entre los años 1733 y 1736 para la población católica romana de la ciudad.

Este templo, situado justo enfrente del Pabellón de las Fuentes Termales, destaca por sus dos imponentes torres gemelas en forma de cebolla, mientras que en su interior se puede ver un espectacular retablo, una estatua gótica de la Virgen del siglo XVIII, varias esculturas barrocas y objetos de arte religioso, además de una cripta subterránea con una capilla que alberga los huesos de los locales que fueron enterrados en el antiguo cementerio de la iglesia del siglo XVIII.

 

6. Teatro de Karlovy Vary

Otro de los lugares destacados que visitar en Karlovy Vary es su teatro municipal, conocido como Mestké Divadlo, un edificio de estilo neobarroco construido entre los años 1884 y 1886.

El exterior del teatro de Karlovy Vary no pasa desapercibido gracias a su preciosa e imponente fachada de color amarillo pastel, mientras que en el interior se exponen importantes obras de Gustav Klimt, reconocido pintor austriaco representante del movimiento modernista.

En aquella época este teatro era muy frecuentado por las familias más pudientes del centro de Europa y Rusia, e incluso Hitler estuvo en alguna ocasión.

7. Grandhotel Pupp, uno de los más lujosos de República Checa

Grandhotel Pupp de Karlovy Vary, República Checa
Grandhotel Pupp de Karlovy Vary, República Checa

El bonito paseo del centro de la ciudad termina donde se levanta el Grandhotel Pupp, el hotel más antiguo que ver en Karlovy Vary, y por supuesto también el más lujoso.

Los orígenes de este majestuoso hotel se remontan al año 1701, aunque a lo largo de los años ha sufrido ampliaciones y remodelaciones hasta que a principios del siglo XX tomó el estilo neobarroco que podemos ver a día de hoy.

Por aquí han pasado algunos de los personajes más ilustres como Beethoven y numerosos actores de Hollywood, que se alojan en sus lujosas habitaciones cuando tiene lugar el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary. De hecho, justo enfrente del hotel podrás ver baldosas escritas con los nombres de dichos actores.

Además, el Grandhotel Pupp también es famoso porque aquí se rodaron varias escenas de la película “Casino Royale” de James Bond.

Si quieres pasar una noche en Karlovy Vary y alojarte en uno de los mejores hoteles de República Checa, aquí puedes ver los precios del Grandhotel Pupp.

 

8. Subir a la Torre de Diana, una de las cosas que hacer en Karlovy Vary

Subir al mirador de la Torre de Diana es otra de las cosas que hacer en Karlovy Vary. Puedes llegar subiendo desde la parte posterior del histórico Grand Hotel Pupp con el funicular o en un tranquilo paseo de 30 minutos.

La Torre de Observación de Diana fue construida en el año 1914, y a 35 metros de altura ofrece unas estupendas vistas panorámicas del casco antiguo con sus coloridos edificios y sus frondosos bosques de los alrededores.

Otros miradores interesantes que encontrarás en Karlovy Vary para disfrutar de las vistas de la ciudad son el Mirador del Salto del Ciervo con una curiosa escultura de una cabra montesa, el Mirador Carlos IV construido en 1877 y la Torre Goethe del año 1889.

 

9. Iglesia Ortodoxa de San Pedro y San Pablo

Qué ver en Karlovy Vary - Iglesia Ortodoxa de San Pedro y San Pablo
Qué ver en Karlovy Vary – Iglesia Ortodoxa de San Pedro y San Pablo

La iglesia de San Pedro y San Pablo es una espectacular iglesia ortodoxa de finales del siglo XIX. Su construcción fue gracias a la financiación de familias adineradas rusas que venían a Karlovy Vary a relajarse y a tratarse en las aguas termales de sus balnearios.

Este precioso templo, inspirado en la iglesia bizantina de la Santísima Trinidad de Moscú, cuenta con cinco cúpulas doradas en forma de bulbo y coloridos murales de estilo Art Nouveau en el exterior de su fachada, que sobresalen con el contraste de los tejados azules.

En su interior se puede ver todo el techo cubierto de frescos, además de un iconostasio, una pared de madera con iconos y pinturas, típico de las iglesias ortodoxas.

Está considerada una de las iglesias ortodoxas más bonitas fuera de Rusia, por lo que sin duda es otro de los atractivos imprescindibles que ver en Karlovy Vary en un día.

La iglesia se encuentra en una zona donde se pueden ver espectaculares residencias y mansiones de estilo Art Nouveau, algunas de ellas reconvertidas en hoteles. También hay un parque muy cerca donde se encuentra la escultura del filósofo Karl Marx, como homenaje a las tres visitas que hizo a la ciudad para tratarse en las aguas medicinales de sus balnearios.

 

10. Museo Becherovka

Otro de los lugares más conocidos que visitar en Karlovy Vary es el Museo Becherovka, también conocido como Museo Jan Becher.

A través de una visita guiada podrás conocer la historia del famoso licor de hierbas Becherovka, elaborado por primera vez en Karlovy Vary a principios del siglo XIX por el farmacéutico Josef Becher y utilizado como medicamento. Fue su hijo, Jan Becher, quien lo empezó a producir y a comercializar como bebida, hasta el punto que se ha convertido en el licor nacional de la República Checa.

Además de visitar la destilería original donde se elabora esta bebida desde hace dos siglos, al final de la visita también podrás hacer una degustación probando distintas variedades del licor Becherovka.

 

11. Museo de la fábrica de Cristal Moser

Si te gusta visitar museos allá donde vayas, uno de los más importantes que visitar en Karlovy Vary es el famoso Museo del Cristal Moser.

Esta ciudad ha sido durante más de 160 años una de las ciudades vidrieras más importantes de Europa del Este, y en este museo, que forma parte de la fábrica de vidrio que Ludwig Moser fundó a mediados del siglo XIX, además de ver una colección con más de 2.000 piezas de cristalería, también podrás conocer todo el proceso desde el diseño hasta la fabricación del vidrio.

Tal es la importancia de esta prestigiosa marca, que a principios del siglo XX, Moser fue el proveedor de cristal del Emperador de Austro-Hungría y del Rey de Gran Bretaña.

 

12. Castillo Loket

Castillo Loket, República Checa
Castillo Loket, uno de los lugares que ver cerca de Karlovy Vary, República Checa

Si dispones de más tiempo o tienes pensado quedarte un día más en Karlovy Vary, puedes acercarte hasta el pintoresco pueblo conocido como Loket nad Ohre a unos 13 kilómetros de distancia.

El principal y más importante atractivo que ver en Loket nad Ohre, además de su bonito casco histórico, es el Castillo de Loket (Hrad Loket), un magnífico castillo construido en el siglo XII, aunque su actual aspecto gótico data de finales del siglo XIV, y se conserva en muy buen estado.

Este castillo fue construido en el lugar donde antiguamente había un fuerte románico, y gracias a sus grandes muros de piedra fue considerado la fortaleza más inexpugnable de la región de Bohemia. Desde finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XX, el castillo se utilizó como prisión.

En su interior hay dos salas donde se exponen colecciones de porcelana y armas, además de visitar las cámaras de torturas donde podrás ver los castigos que recibían los prisioneros. También es posible subir a su torre para disfrutar de las bonitas vistas panorámicas.

 

Cómo llegar a Karlovy Vary

Por cierto, en este otro artículo te explico con detalle cómo ir de Praga a Karlovy Vary por tu cuenta y las distintas opciones de transporte. En caso de querer hacer una cómoda y completa excursión desde Praga, tienes la opción de reservar esta excursión en español, que además del transporte ida y vuelta también incluye un guía en español con el que conocerás la historia y curiosidades de esta importante ciudad.

Alojamiento en Karlovy Vary

Si en tu viaje a República Checa dispones de tiempo suficiente como para pasar una noche en esta ciudad balneario, podrás disfrutar de Karlovy Vary de noche y casi sin turistas, ya que la inmensa mayoría de ellos vienen a pasar el día y se marchan por la tarde de vuelta a Praga.

Si tu intención es pasar la noche aquí, te recomiendo que mires estas ofertas de alojamientos en Karlovy Vary para dormir al mejor precio. Además, muchas de ellas tienen cancelación gratuita.

Ahora que ya sabes qué ver y qué hacer en Karlovy Vary, no te pierdas estos otros artículos para seguir disfrutando de tu viaje por República Checa:

 

Seguro de viaje para viajar a República Checa

Si vas a viajar a República Checa no te olvides de contratar el mejor seguro de viajes para tener la absoluta tranquilidad de estar cubierto en todo momento y ante cualquier situación e imprevisto, ya sea por necesidad médica, robos o daños en el equipaje, cancelación o retraso de vuelos, etc.

Los que viajamos sabemos que estar cubiertos en cualquier parte del mundo es tan básico como necesario. Es por eso que al ser lector de mi Blog de viajes, tienes este descuento directo del 5% en la modalidad de seguro que mejor se adapte a tu viaje y con las mejores coberturas para que disfrutes con total tranquilidad:
Seguro de Viajes Iati

 

ARTÍCULOS RELACCIONADOS:
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad